Google+ Followers

lunes, 6 de febrero de 2017

FLORES...




A lo largo de nuestra vida, hay días y meses en el año que por su importancia y lo que ello han significado en nuestras vidas no es imposible de olvidar... Son esos momentos que tenemos que decidir si seguir adelante, parar, o dar marcha atrás. Y es entonces cuando empieza tu dolor o tu alegría, según el estado de ánimo que ese día tengas. Los pensamientos vienen y van, se agolpan, velozmente en nuestra mente, como un caballo desbocado, dudando qué camino coger... momentos que quisiera perderte en el infinito y no pensar. Eso fue lo que sentí cuando por circunstancias de mi vida tuve que cerrar puertas...
Porque hubo un tiempo donde las flores me pertenecían y yo les pertenecía...  Ellas me ayudaban a sonreír cuando mi corazón lloraba, sus colores alegraban mis días, su aroma calmaban mi alma. Por todo ello, mientras mi corazón siga latiendo, su belleza, aroma y colores siempre subsistirá en mi recuerdo…
Nadie como  William Wordsworth supo con sus bellas palabras expresar todo mi sentir.

“Aunque mis ojos ya no puedan ver ese puro destello,
que en mi juventud me deslumbraba;
aunque ya nada pueda devolver
la hora del esplendor en la hierba
de la gloria en las flores,
no hay que afligirse.
Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo.”
Son un regalo de la naturaleza efímero y puntual, en cada  primavera  nos sonríen, se visten con sus mejores galas para todo aquel que desee contemplarlas. Y en los momentos más importantes de nuestra vida ellas nos acompaña: boda, nacimiento, cumpleaños... y seguirán  acompañandonos  para decirnos el último adiós al final de nuestra vida ...Porque "ellas" son sutiles, delicadas, hablan sin palabras  se sienten sin tocarte,  tienen su propio lenguaje...Por todo ello, en este mes de febrero, frío, lluvioso, inestable, desapacible...¿Por qué no, decirle a la persona amada, con flores, y con cada flor expresar nuestros sentimientos...?
A través del tulipán rojo " Te declaro mi amor " con la rosa roja " Mi amor es profundo, incondicional y apasionado" el nenúfar le dirá " Te doy mi corazón puro " los lirios del valle  " Devuélveme  la alegría " los pensamientos " Tu recuerdo siempre me acompaña " y a través del nomeolvides  " Espero que nunca me olvide"  
Sin lugar a dudas toda una declaración de amor…
Existen diferentes teorías donde surgió, el lenguaje de las flores. La más antigua nace en Oriente. Cuenta una vieja leyenda: Un ángel fue expulsado del Paraíso por Alá por haberse enamorado de una mujer mortal. El ángel sólo sería perdonado si plantaba la flor Nomeolvides por todo el mundo. Cuando se lo contó a su enamorada, a pesar de la dificultad, ella prometió ayudarle en su tarea. Tanto amor y sacrificio conmovieron a Alá, que otorgó la inmortalidad a la mujer y abrió las puertas del Paraíso a los amantes.
Lo cierto es que desde la antigüedad, las flores han sido una vía para dar a conocer y transmitir sentimientos de generación en generación y de cultura en cultura, desde el Antiguo Egipto, la Edad Media, el Renacimiento, hasta llegar al Romanticismo.
El lenguaje de las flores, a veces llamada floriografía, se introdujo en la cultura occidental en el año 1716, cuando María Wortley Montagu, que había vivido un tiempo en Turquía, llevó este lenguaje a Inglaterra. No tardó mucho en despertarse el interés por el significado de las flores, y rápidamente esta pasión se propagó a Francia, donde se escribió un libro con el título Le Langage des Fleurs, fue considerado bastante atrevido, ya que junto con las 800 muestras florales, algunas de las descripciones resultaron escandalosas y tuvieron que ser limitadas a la traducción inglesa de la obra.
En la época del Romanticismo, fue sin lugar a dudas, donde tuvo su máximo  esplendor  la capacidad de hablar de las flores a través de sus formas, colores era un secreto que las madres legaban a sus hijas. Era tan extenso su significado; vida, belleza, muerte, soledad, pero sobre todo en el amor... cuando los amantes la utilizaban para comunicarse entre ellos...
Una pena que hoy en día este lenguaje éste en el desván del olvido.


Os recomiendo un libro que lo disfruté muchísimo "EL LENGUAJE DE LAS FLORES" de Vanessa Diffenbaugh Una historia, original, enternecedora de encuentros y desencuentros, donde sus personajes se refugian en el peculiar mundo de las flores, utilizando su sofisticado código del lenguaje floral para expresar, sentimientos, de dolor, ira, y amor en su complicado mundo...