Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta otoño. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta otoño. Mostrar todas las entradas

jueves, 1 de diciembre de 2016

AUNQUE ME TIEMBLE EL ALMA...





Ha llegado el otoño, el aíre cálido del verano donde sus días parecían eternos, con un adiós melancólico se despide. Sin rumbo fijo camino, dejándome guiar por este aire fresco, que recorre todo mi cuerpo... El otoño me gusta, porque me deja explorar, descubrir por mi misma ésta realidad natural que en estos momentos veo y siento.




Árboles que parecían eternamente jóvenes van dejando al descubierto sus ramas. Despojándose lentamente de sus hojas; que caen silenciosamente sobre la tierra. En el suelo a sus píes una alfombra de ocres colores.

                                                                               



El verde poco a poco se va esfumando para dar paso a los amarillos, los rojos y naranjas. Un manto de silencio cubre la Naturaleza... Es la antesala del sombrío y frío invierno que acecha a la vuelta de la esquina.

Amo el otoño, será, tal vez, porque cada día que pasa está más cerca de mí. La naturaleza me enseña y de ella aprendo los ciclos de mí vida... Mientras más observo más consciente soy de lo que ella me ofrece y más amo la vida.
Este tiempo otoñal no sé a dónde me llevará... Pero sé que caminaré, dejándome guiar por mi instinto, gozando de la oportunidad de vivir...dejándome llevar...fluyendo al compás del tiempo aunque a veces me tiemble el alma..

viernes, 27 de septiembre de 2013

EMPEZAR DE NUEVO


El otoño llegó en la arena no hay castillos, ni puentes, ni dragones... Ya no hay juegos ni risas... La playa enmudeció...  
                                                                                         
                                                

                                                       

    – No lloréis mis niñas que pronto volveréis...  –
                                                              
                                                                                                                        
                                                         


 Las niñas, tristes, miran a su madre... 
 Recordando los días de juegos donde no hay castillos, ni puentes ni dragones... Solo las olas que vienen y van...
                  
                                                   
                                                     

             
 
                                                  

  
Nuevo curso, nuevas ilusiones y vuelta a empezar... Pronto vendrán los fríos... Con bufanda  y abrigo...
                                                          
    
Tomad el paraguas que el hombre del tiempo dice... Que hoy lloverá... 
  !Y los guantes de lana, que os vais a enfriar!
   !Daros prisa que el autobús se va...
       






El tiempo es oro... El tiempo pasa... Los años se van...

Quizás el secreto esté en llenar nuestros días de nuevas experiencias y sensaciones que nos ayude a disfrutar  de  aquello que nos haga sentirnos vivos disfrutando el día a día... Aprendiendo  nuevas cosas... Retomando aficiones ya olvidadas, darnos de nuevo la oportunidad de volver a empezar de nuevo...

                                                  
                                                 
                                 
Si pudiera vivir nuevamente mi vida.
En la próxima, trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
De  hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico, correría más riesgos.
Haría más viajes, contemplaría más atardeceres,
Subiría  más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares donde nunca he ido,
Comería  más helados y menos habas.
Tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente
Cada  minuto de su vida.
Claro que tuve momentos de alegría, pero si pudiese volver atrás,
Trataría  de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos.
No te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iba a ninguna parte, sin un termómetro,
Una  bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas.
Si pudiese volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalzo a principios de la
Primavera  y seguirá así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría
Con  niños.
Si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.
                                                                      Instantes:   Atribuido al escritor  Jorge Luís Borges.



Jorge Francisco Isidoro Luis Borges fue un escritor argentino,  poeta y ensayista considerando .uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó  ensayo breve, cuentos  y  poemas considerando como uno de los más grandes narradores del siglo XX.
Nacido en Buenos Aires en 1899, recibió una rica y académica formación. Viajó y estudió por Europa en su juventud y residió en España durante varios años.

De vuelta a Argentina, comenzó a participar en revistas literarias y escribió, principalmente, poesía de corte histórico o nacionalista. En 1930 comienza a sufrir los efectos de una enfermedad hereditaria que acabaría por producirle una completa ceguera. Pese a todo,Borges no dejó de escribir ni de trabajar en la Biblioteca Nacional.
Los premios y galardones recibidos por Borges son innumerables, y entre ellos cabría destacar el Premio Nacional de Literatura de 1957, el Balzan (1980) y el Premio Cervantes de 1979.