Google+ Followers

viernes, 5 de diciembre de 2014

COMPARTIR




Miró el reloj: las 8:00h, tenía tiempo para llegar donde hacía años colaboraba. Hacía frío en ésta mañana de diciembre, el cielo estaba gris, las nubes en lo alto esperaban el momento justo para dejar caer esa lluvia que tanto se había hecho esperar. El aire húmedo y frío presagiaba que la tierra bebería de este don generoso...

-¿Hay leche? - preguntó -  Como cada viernes, con mirada suplicante esperaba  una respuesta.
Miró las bolsas que se encontraban en filas, todas en su interior contenían: arroz, patatas, aceite, garbanzos.., excepto leche.
-Lo siento, hoy no han entrado cajas de leches.-  Cogió una bolsa y se la entregó.
-Gracias, pero todo esto lo cambiaría por leche...
-Espérame en la salida.- Firma al recibir y sale silenciosamente... Otras personas esperaban su turno.
En total esa mañana se entregaron cuarenta bolsas.

Ella con su niña en brazos, al verla llegar, se le iluminó la cara y ambas se sonrieron. La niña risueña, de ojos negros como el azabache, también se alegró al verla.
La cogió en brazos, la beso llenándola de arrumacos. No la extrañaba porque ya en su corta vida su cara le era familiar.
¿Sabes, que esto que te estoy dando está prohibido hacerlo aquí?. - Sí, lo sé y se lo agradezco- Le entregó un sobre con dinero. Con esto tendrás para comprar leche...

Deseaba conocerla, su juventud y su niña le producía ternura y curiosidad... ¿Cómo sería su vida? ¿Viviría sola? ¿Cómo habría llegado hasta aquí desde su país lejano...? Esta pregunta  se la hacía cada viernes.
La miró detenidamente. No se atrevió preguntarle... Quizás otro día...


Espíritu solidario, ayuda y colaboración entre los seres humanos. Así, es el voluntariado. Ayudando a las personas más necesitadas y vulnerables.
Siempre caminando hacia donde el corazón  nos lleve... 

                                                                             
                                                           


 Las bolsas del banco de alimentos que reparte Cruz Roja, Banco de Alimentos junto con Cáritas son como kits de supervivencia, salvoconductos para esquivar el hambre y capear durante siete días más estos tiempos tan duros.

  


                                                           
                                                     

                                                               

lunes, 1 de diciembre de 2014

VIAJAR




Viajar es uno de los grandes placeres de la vida. Conocer diferentes culturas, arquitectura, costumbres, hacen de los viajes una manera de ocupar y de disfrutar de nuestro tiempo de ocio.






Cuando me abrochaba el cinturón para realizar el despegue. Pensé: De nuevo vuelvo a viajar sola, como en el 2010 cuando realice el Camino de Santiago desafiando temores e inseguridades... Debo de confesar que me resulta un poco difícil no tener miedo, ante éste nuevo viaje... Segundos me duró estos pensamientos mi otro yo, pronto me contesto ¿Ventajas? (No tienes que darle explicaciones a nadie, puedes seguir tu ritmo y tus deseos te mueven como el viento...)

Siempre pensé que cuando decidiera, cruzar el charco, por primera vez, lo haría a Asia concretamente Japón, y dentro de Japón, Osaka y Kyoto sin embargo mi destino o mis "hados" me llevan al pulmón empresarial de Brasil. La vida a veces nos da sorpresas...


En estas 10 horas largas que dura el viaje te da tiempo a pensar... Muchas veces el camino de la vida nos va mostrando, pruebas que hay a que superar... Al final pensé: no importa el destino ni las dificultades, mejor pensar en las emociones con las que me pueda encontrar...

8.866,23 kilómetros son los que separan mi ciudad, de Sao Paulo. ¿Parecen muchos? Pues aquí estoy metida en el avión con la emoción de llegar a la gran urbe, a la metrópoli de la América Latina.

                                                                     
                                                                               


Sao Paulo, apodado por sus habitantes como “Sampa”, posee una increíble riqueza histórica, cultural y natural: la cantidad de rascacielos que posee, es impresionante. Cuenta con algunos de los rascacielos más altos del mundo, el Edificio Italia es el segundo edificio más alto de la ciudad y del país, con 168 metros y 46 plantas. En ésta gran urbe me llama poderosamente la atención, los postes en el exterior soportando una maraña de cables por fuera al lado de grandes palmeras y rascacielos. Cuando las lluvias torrenciales hacen acto de presencias, este cableado  provocan un sin fin de avería.








                                                           



¡El tráfico de coches es inmenso! Aviones y una gran flota de helicópteros surca este cielo, que se traslada por medio de autopistas y autovías, cruzado por dentro de las zonas urbanas, disminuyendo sus tiempos de desplazamiento, esto es la solución para todos aquellos que pueden pagarlo. Los menos afortunado tienen que pasar largas horas al volante hasta llegar al destino elegido. Tanto es así que para descongestionar un poco el trafico se le aplica  el "rodizio" sistema que permitir controlar la afluencia del trafico según el numero de la matrícula del coche; limitando el horario de libre circulación en horas puntuales.
                                                              
                                                 
  

                                                 

 
 
        


En el corazón de la ciudad se encuentra la Avenida Paulista, que se ha transformado en el centro financiero, comercial y cultural. Su gran cantidad de atracciones a lo largo de su recorrido y alrededores; bancos, hoteles, consulados, tiendas, museos, cines, bares y teatros, hace esta gran avenida única. Muy cerca se encuentra una de las zonas de más lujo y glamour de Sao Paulo, la calle Óscar Freire,

                                                     

                                                

                                            
                                                      



Es una de las zonas más famosas de comercio de todo Brasil pertenece a una de las calles más exclusivas del mundo. En esta calle se encuentra un buen número de de diseñadores de firmas italianas, norteamericanas y firmas brasileñas en ropa y calzado. 
                                                      



                                                                             



                                                                                   

                                                                                                                        
           
             Es curioso ir por esta calle por el gran contraste que hay con el resto de Sao Paulo.                                                                                                     
                                                                             
                                                                                   


                                  Entre sus numerosos barrios se encuentra Alphaville:


                                                                                   
                                                                               


                                                       

                                                       

                                                        

En este barrio me maravilló sus orquídeas injertadas en los troncos de sus árboles y palmeras, gigantes ¡Aquí, todo es exagerado! en ésta zona residencial poblada de casas señoriales la vigilancia es extrema, un control a la entrada de la urbanización hace pensar para todo aquel que la puede visitar, que aquí solamente vive gente con poder adquisitivo alto deseosos de tener un espacio tranquilo, libre de polución bien cuidado verde y sobre todo seguro. En este pequeño "oasis" se encuentra a unos 29 kilómetros aproximadamente de Sao Paulo centro. En horas punta su recorrido en coche se puede hacer eterno. 

                                           
     
  
Esta gran urbe no deja de sorprenderme... Como en muchas ciudades en las Américas, está integrada por descendientes de otros países. Y así, casi por arte de magia mis pasos  me llevan a sumergirme en la cultura que siempre desee conocer en la colonia de japoneses  más numerosa fuera de Japón.

Liberdade. Aquí viven, cerca de 400.000 personas originarias del País del Sol Naciente. Hoy se calcula que viven en Brasil un millón y medio de descendientes de japoneses. De ese total, el 75% está concentrado en este estado de São Paulo.

Cómo amante del reino vegetal, no podía dejar de visitar el Jardim Orientaun. Un pequeño tranquilo y hermoso jardín japonés ; visitar uno de sus muchos restaurante y saborear su comida, el sushi uno de los alimentos más populares tanto en Japón como en el extranjero. 

                                               

                                                                             

                                                     

                                                                                 
                                                     

                     Una delicatessen que sorprende por su minimalismo, elegancia y particular sabor. 
                                                                                          
                                                                           
     
   
                                                                


Sin olvidar ese arte suyo milenario, el "masaje" una buena terapia para el cuerpo y el alma.
                                                                                                                                   
                                                                             
          

                                                                        

En el masaje, hay muchas técnicas entre ellas se encuentra el Shiatsu. Este masaje de origen japonés, cuyo objetivo es mejorar la salud y calidad de vida, a través de presiones nos hace sentir, el placer que genera sobre nuestros músculos doloridos, estimulando así la capacidad natural auto curativa del organismo para recuperar la fuerza vital.
Al sentir las presiones en nuestro cuerpo. Es como si nuestro corazón y mente se unieran, abriendo en nuestro interior el cauce hacia la fuente de la vida...  

"Nada soy yo, cuerpo que flota,
 luz, oleaje; todo es del viento y el viento
es aire siempre de viaje." Octavio paz

Así, con la satisfacción de haber conocido un país y dos culturas diferentes. En estas seis semanas intensas, y al mismo tiempo fugaz. ¡Cómo vuela el tiempo, parece que llegué ayer! atrás quedaron los días de Sol y del agua de coco.

                                                
                                                


                                                    
                                                         
                                                                                 
 
                                                   
   
Vuelvo de nuevo a casa, haciendo un recorrido mental de mi estancia en este país, con recuerdos de personas acogedoras, maravillosas, paisajes, sonidos, olores, sabores, sensaciones y feliz de haber podido ver la sonrisa de uma menina agarrou na minha mão e não queria deixar ir.  Que siempre la llevaré en mi corazón y mente...  
Con este cumulo de sensaciones comprendo que la vida es un viaje donde siempre nos aporta al final, una enseñanza...




domingo, 2 de noviembre de 2014

ESTE CORAZÓN PARTIDO, TENDRÍA QUE NACER DE NUEVO...





Hoy quiero hablarle a mis muertos: A aquellos que marcharon porque es la ley de la vida. Y aquellos que aún sin querer, cruzaron la otra orilla, para nunca más volver...

                                                               
     

 – Siempre nos dicen -  " hay que seguir viviendo, sal, no te quedes en casa, no te encierres, el tiempo todo lo cura...” Palabras que al oírlas en esos momentos, cuando el dolor nos tiene partida el alma nos resulta incoherentes, incomprensible por el dolor que estamos viviendo... 

¿Realmente, el tiempo lo cura? ¿ se cura el dolor...? No es cierto. Cuando realmente hemos querido y amado a esas personas que compartieron sus vidas con la nuestra. El dolor que sentimos, el que no pudimos ni podemos evitar, poco a poco se va amortiguando... Pero, sigue latente en nuestras vidas. 

Hay muertes que se esperan, otras nos cogen por sorpresa, (como la tuya). Un 29 de Noviembre del 1996, cuando el débil sol de la mañana quería hacerse un hueco entre nubes cargadas de agua... Tus ojos se cerraron a la vida... En plena  plenitud, donde tus proyectos e ilusiones, también eran los míos...
Han pasado los años y quiero decirte que nunca tu recuerdo estuvo más vivo en mí que ahora, y este póstumo sufrimiento de no tenerte, me acerca cada día más a ti...

¿Por qué siento tú presencia, vuestra presencia? ¿Seguís viviendo a través de mí...? ¿Me sigues protegiendo?  ¿me protegéis  como cuando lo hacíais en vida...? No se... A veces deseo sellar mi memoria, de vuestros recuerdos, de tu recuerdo...

Pero para olvidar, tendría también que borrar todos los momentos vividos incluidos los días felices junto a vosotros, junto a ti...
Olvidar  lo que fui y lo que soy ahora. Tendría que volver a nacer de nuevo, comenzar a vivir sin la desfallecida experiencia  de vuestras muertes, de tú muerte: renunciar  a todo lo vivido, después de vuestra partida, de tu partida...

Y aunque el dolor a veces invade mi alma...Es demasiado cruel por mi parte, no reconocer que la vida aún sin vuestras presencia, siguió y sigue siendo generosa conmigo. Y quiero deciros que en esos “momentos placenteros de felicidad” que la vida me sigue ofreciendo, os resucito en mi presente, para que escuchéis esas risas infantiles que las hago vuestras... Y así compartiendo bellos amaneceres, estrellas que brillan, flores  que huelen.., pequeñas cosas.., las sigo disfrutando y las vivo como si fuese mi último día...

Así, van pasando mis días.., con sus primaveras, veranos, otoños e inviernos... Y en ésta estación de los colores de fuego, en estos días otoñales donde los días se acortan... Cuando los árboles van desvistiéndose, de sus hojas, una hoja aquí y otra allá, alfombrando con bellos colores, de bronce y cobre ciudades, caminos, parques y veredas... 
Casi sin darme cuenta, volveré de nuevo a vivir otro frío invierno... Que hará acto de presencia con sus lluvias... Levantando vientos que llevarán y traerán nubes cargadas de agua como aquel fatídico día... 

Y en está contemplación de la madre naturaleza, me sigue sorprendiendo; que éste corazón  partido, lleno de heridas.., tapado con tiritas, sigue latiendo... Sigue latiendo, por los que están... Y por vosotros que tanto amabais  la vida, la seguiré viviendo... 





                                                        

lunes, 25 de agosto de 2014

LA CREATIVIDAD HECHA ARTE...



                              

                           Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong... 
                                                 
                                                        
                                       

Así comienza una de mis películas favoritas. Donde pone todos nuestros sentimientos y sensaciones a flor de piel. Toda ella es una obra de arte, es una belleza en todos los sentidos, desde el principio al fin. La banda sonora magnifica del compositor británico John Barry, no podemos concebirla la una sin la otra.

La fotografía captadas por la cámara de Watkin Ganó, son un poema visual. Donde  nos va trasladando al mismo ambiente, y casi sin darnos cuenta, nos adentramos, en la misma atmósfera  de quietud y armonía que están viviendo sus personajes. 







Esta película ha marcado la historia del cine y a veces también la nuestra... Porque, si sabemos observarla, analizarla y meternos en ella, las emociones  que podemos tener son infinitas, hacen que fluyan los sentimientos más profundos de nuestro ser...
                    

                                                                               



El séptimo arte es una de las tantas aficiones que tengo y esta película en particular se encuentra entre mis favoritas, por varias razones... No solo por crear unos personajes maravillosos y emocionantes si no por dejar que nuestra imaginación vuele... 

Para mí es admirable como alguien puede contar una historia en dos horas, meternos de lleno en ese mundo tan mágico,tan apasionante. Donde gozamos y sufrimos, de placer o sufrimiento.
El cine es la creatividad hecha arte...


                                                     
                                                  
      

   
                                                          

¿Quién no recuerda esos diálogos maravillosos, donde a veces nos hace sentir en completa sintonía con el personaje?
      "He viajado mentalmente, el viaje mental, no necesita comer, ni dormir, ni entretener..."

Las decía  Meryl Streep en esta bellísima película Memorias de  África a  un ensimismado Robert Redford que escuchaba embelesado, los bellos cuentos que ella le contaba.
Esta secuencia magistralmente interpretada por esta maravillosa actriz, trae a mi memoria recuerdos imborrables. Mi infancia.



                                                                                                                                                           


Mi infancia, siempre estuvo rodeada  de fantasía, al lado de mi madre... Ella al igual que  Karen, era una gran contadora de cuentos, tenía ese gran don; en sus personajes siempre había una protagonista.
Una niña de trenzas doradas y cara pecosa, donde siempre me hacia sentir protagonista. Y al igual que Robert Redfor podía pasar largas horas escuchándola.

Ahí, empezó, mi afición a los cuentos, relatos, poesía. Y en mi mundo de niña, iban creciendo conmigo personajes y heroínas. Que han ido marcando mi carácter y quizás mi modo de contemplar la vida...                                                                                             



                                 
         Las historias de amor aún si querer, a veces se acaba...Un final trágico y triste como la vida misma...                          


Cuando ganaste la gran carrera
el pueblo entero salió a aclamarte.
Jóvenes y ancianos te vitoreaban
mientras a hombros te llevábamos.
Sabio aquél que sabe escapar pronto
allí donde la gloria no perdura.
Pues aunque pronto crece el laurel
mucho antes que la rosa se marchita.
Pero tú no seguirás el camino
de aquellos que malgastaron su gloria.
Corredores cuya fama se extendió
aunque su nombre perduró menos que ellos.
Ante esa joven cabeza laureada
contemplarán su cuerpo inerte
y descubrirán entre los rizos de su pelo
una guirnalda aún sin marchitar.  A.E.Housman





                    
Así, es el cine a veces nos abre la puerta a la melancolía, a los recuerdos, a la nostalgia... Una invitación a recordar el pasado, que nunca volverá...
                            






  Memorias de África es un libro de memorias de Isak  Dinesen, el seudónimo literario utilizado por la escritora y baronesa danesa Karen von Blixen-Finecke. El libro, que fue publicado en 1937,  relata eventos relacionados con el período de diecisiete años que Blixen pasó en su hogar en Kenia, entonces parte de África Oriental Británica. El libro es una reflexión lírica de la vida de Blixen en su plantación de café, como así mismo un tributo a ciertas personas que causaron una impresión durante su vida en aquellas latitudes. El libro es también una vívida fotografía de la vida colonial en África durante las postrimerías del Imperio británico
En 1985, Sydney Pollack dirigió la película basada en esta obra, con Meryl Streep y Robert Redfort. La película no es una adaptación literal del libro, el libreto fue realizado por Kurt Luedtke basándose en gran medida en dos biografías de Blixen, es un relato cronológico comprimido del período de Blixen en Kenia que se concentra particularmente en su matrimonio con problemas y su relación con Finch Hatton. La película incluye algunos trozos de narración poética de Blixen y algunos de los episodios relatados en el libro. La mayoría de los personajes principales son llamados por sus nombres reales.
Out of África ganó siete premios Oscar, incluido Mejor Película, Mejor Director y Mejor adaptación cinematográfica.



                           









martes, 5 de agosto de 2014

EN LA GUERRA SIEMPRE SE PIERDE...





Cuando comencé a escribir este blog hace poco más de un año tenia clarísimo que siempre escribiría  sobre lo que mi corazón me dictara o hacia donde él me llevara. Hoy ante imágenes como esta, que circula en los medios, necesito compartir lo que en estos instantes siento.                                      
                                                                             
                                                                                   
                                    Foto de una niña en Gaza, tapándole los ojos a su muñeca para que no vea el horror que esta contemplando                                                                                                                                                                          

¿Cómo ser indiferente ante las cosas que suceden a tu alrededor?  El dolor de los demás no nos puede dejar indiferentes !Qué semanas más tristes y violentas se están viviendo! Pueblos que deberían vivir como hermanos, matándose los unos a los otros.

Cuando escuchamos las noticias o vemos imágenes de  la encarnizada lucha de Israel y Palestina incomprensible para nosotros, llena de radicalismos y fanatismos, terrorismo y muerte, sufrimiento y desesperación, la impotencia y el  desgarro que nos produce, nos hiela el corazón y el alma...

La guerra ha acompañado a la historia de la Humanidad desde  siempre. Antes se pensaba que eran necesarias para obtener ciertas cosas; hoy, nos preguntamos,  una guerra,  ¿para qué?

En la guerra no hay ni vencedores ni vencidos. En la guerra siempre se pierde... Parece ajeno y distante lo que sucede en Oriente, pero conocer la historia del conflicto, la agresión de Israel contra los palestinos,  no nos puede resultar indiferente... Me impresiona y me duele cuando leo la opinión en ciertos medios a favor o en contra de palestinos o judíos, en lugar de declararse en contra de la guerra. Tendría que estar prohibido quedarse indiferente ante la tragedia, ante el dolor ajeno...

Siento un inmenso dolor: ante la violencia, ante la injusticia, ante la discriminación, ante la impunidad, ante el mal trato hacia las de personas... Y puedo seguir mucho más...  Pero los niños que tanto me duelen, son los que menos aún tendrían que vivir este sufrimiento... No puedo, ni debo, ni quiero ser indiferente ante atrocidades como estás...                                               
                                                       
                                                             
   
                  Imagen de la red.

Y ante tanto dolor... Recemos, contribuyamos con nuestra oración a que todos los pueblos de la tierra progresen, en la justicia y la concordia, libres de la pobreza, de la violencia y de la guerra.

"Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios".(Mt 5,9). 
Rezo, y rezaré llenando mi corazón con oraciones que me llevan al lado del que más sufre...


                                                               
                                                     
"La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.
¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra! que destruye la vida de los inocentes, que deja tras de sí un rastro de rencores y odio, y hace más difícil la solución de los problemas que la provocaron "Juan Pablo II

Y es que el Papa Wojtyla  vivió en su propia carne los horrores de la guerra. «Yo sobreviví a la Segunda Guerra Mundial y por ello debo decir nunca más a la guerra», proclamaba justo antes de iniciarse la guerra de Irak. Por convencimiento y por experiencia, Juan Pablo fue el Papa de la paz.