Google+ Followers

jueves, 26 de diciembre de 2013

AUSENCIA DE ALEGRÍA



                                                     


En estas fechas Navideñas donde todo te invita a la alegría...  

 Al mirarse ésta mañana en el espejo comprobó con curiosidad y al mismo tiempo asombro como su pelo dorado empezaba a tener un color plateado.
 Nunca le había dado importancia a su físico. Aunque era coqueta y le gustaba cuidarse, estaba contenta en su cuerpo; un cuerpo ágil y esbelto gracias a sus largas caminatas. 
 Su piel tersa y suave hoy al contemplarla en el espejo observó unas finas líneas alrededor de sus ojos, su vista cansada no le impidió ver a través de sus pupilas claras.
 Quiso buscar ese brillo que siempre habían tenido, queriendo encontrar en  ellos la alegría e inocencia que siempre les había acompañado.

 Lo que vio en ellos no le gustó demasiado, quizás… Habían llorado demasiado y eso empezaba hacer huella.
  Pasó sus largas manos por su frente, apartó un mechón de su largo pelo... Quería y deseaba no pensar…. Seguir  adelante como siempre lo había hecho.
 Ella que siempre había sacado fuerza y coraje para enfrentarse a la vida que le había tocado vivir, hoy se sentía cansada….Y al mismo tiempo deseaba ser aquella que siempre decía “Mañana lo pensaré”

Quería ser como el río que fluye,  siguiendo su propio curso.
Estaba aprendiendo a "no esperar nada, lo que venga bien recibido será"  a "sonreír, aunque duela", que "vivir es aprender", que  "soñar es gratis". Su optimismo de otros tiempos quería  recuperar...
Se preguntó:  ¿Será depresión….?  No, más bien ausencia de alegría...                           
                                                                             


Para aquellas personas que se encuentra solas, en hospitales, lejos de sus casas de sus familias, en países lejanos... Para aquel que está solo, la tristeza y melancolía puede llamar a su puerta. Metiéndose en lo más hondo de su alma, todas las amarguras de la vida... Haciéndole recordar lo que tuvo y perdió...  Lo que pudo ser y no fue...  En estos días de bullicios y fiestas... Las heridas del corazón se vuelven protagonistas...

jueves, 14 de noviembre de 2013

VOLÓ MUCHO MÁS ALLÁ...





Al contemplar el ir y venir de las gaviotas sobre el mar, no puedo evitar pensar en el Juan Sebastián Gaviota, que llevamos dentro. ¡Cuántos miedos!  Y  al mismo tiempo ¡cuántos deseos de liberarnos de ellos! Coger impulso, soltar cadenas,  zambullirnos en otros mares y volar, volar...


Somos  más fuertes de lo que pensamos  y capaces de alcanzar nuestras metas. Si estamos atentos, la vida siempre nos compensará  y  dará aquello que busquemos con deseos de cumplir nuestro objetivo en esta vida. La ley de la atracción siempre está de nuestra parte, si caminamos hacia donde el corazón nos lleve....


                                                          




La mayoría de las gaviotas no se molestan en aprender sino las normas de vuelo más elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa,sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar...                                               




                                                             
                                     




   


¿No hay límites, Juan?, pensó, y sonrió. Su carrera hacia el aprendizaje había empezado...


                                         

           

      
Juan Salvador Gaviota pasó el resto de sus días solo, pero voló mucho más allá de los Lejanos Acantilados. Su único pesar no era su soledad...Sino que las otras gaviotas se negasen, a creer en la gloria que les esperaba al volar; que se negasen a abrir sus ojos y a ver
                               

         

    
 Durante largo tiempo Juan se olvidó del mundo de donde había venido, ese lugar donde la Bandada vivía con los ojos bien cerrados al gozo de volar, empleando sus alas como medios para encontrar y luchar
                                             
                                           
                    
                                                                          
                                                                
-Veo que sigues aprendiendo, Juan -dijo. 
-Bueno, ¿qué pasará ahora? ¿A dónde iremos? ¿Es que no hay un lugar que sea como el cielo? 
-No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto
                                                         
                                                            
                                               
       


Esteban Gaviota, tienes la libertad de ser tú mismo, tu verdadero ser, aquí y ahora, y no hay nada que te lo pueda impedir. Es la Ley de la Gran Gaviota.
-¿Estás diciendo que puedo volar?
                                             

                                                      
   

Baja y tranquila continuó la voz dentro de su pensamiento, exigiendo una contestación: 
-Pedro Pablo Gaviota, ¿quieres volar? 
-¡Si quiero!-
                                                    


  -Digo que eres libre. .-¡Pero si es verdad! ¡Soy una gaviota perfecta y sin limitaciones! -Y se estremeció de alegría. 
                                                                                               
Juan -dijo-, aprendiste tanto de una vez que no has tenido que pasar por mil vidas para llegar a esta. 
                                                                 

Y estas fueron las últimas palabras que pronunció-, sigue trabajando en el amor. ..


                                             
                                             
  




Richard Bach. Escritor estadounidense nacido en Oak Park, Illinois, el 23 de junio de 1936. Criado en California, se graduó allí como técnico aeronáutico, siendo además piloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos desde 1957 a 1962.  Bach fue un fanático del vuelo y los aviones, llegando a afirmar que, para él, la aviación se había convertido en una religión. Así, muchas de sus numerosas obras literarias tienen relación con este tema.

Obras
  • Ajeno a la Tierra (1963) Stranger to the Ground.
  • Biplano (1966) Biplane.
  • Nada es azar (1969) Nothing by Chance.
  • Juan Salvador Gaviota (1970) Jonathan Livingston Seagull.
  • El don de volar (1974) A Gift of Wings.
  • Ningún lugar está lejos (1976) There's No Such Place as Far Away.
  • Ilusiones (1977) Illusions: The Adventures of a Reluctant Messiah.
  • El puente hacia el infinito (1984) The Bridge Across Forever: A Love Story.
  • Uno (1988) One.
  • Al otro lado del tiempo (1993)
  • Alas para vivir (1995) Running from Safety.
  • Fuera de mi Mente (2000) Out of my Mind.
  • Crónicas de los hurones I. En el mar (2002)
  • Crónicas de los hurones II. En el aire (2002)
  • Crónicas de los hurones III. Con las musas (2003)
  • Crónicas de los hurones IV. En el rancho (2003)
  • Manual del Mesías: Recordatorios para el Alma Avanzada (2004) Messiah's Handbook: Reminders for the Advanced Soul.
Pero sin duda Juan Salvador Gaviota ha sido su mayor exito, siendo publicada en docenas de idiomas y es uno de los libros de ficción más vendidos del siglo XX.

La banda sonora de esta película es genial, bellísima

                                               
                                                 













                                      

martes, 29 de octubre de 2013

DEMASIADA FELICIDAD



Comienza a llover...El ruido de la lluvia en el cristal pone música en esta tarde silenciosa...

                                                                 
          

El ruido de la persiana hace acto de presencia... Somos tres: lluvia, viento y palabras... Sinfonías de sonidos que me acompañan en esta tarde gris... 
Solo el calor de las palabras escritas, hace que tome conciencia de este difícil y al mismo tiempo maravilloso mundo de las letras.

Es verdad que el escritor necesita, la soledad, el amor, el dolor, la realidad, la fantasía...Para poder transmitir de forma fiel y exacta aquello que está pensando...
Entre mis manos un libro:
                                                 
                                                                            



Su autora Alice Munro, Premio Nobel de Literatura 2013 maestra de la palabra. Admiración es lo que me provoca cuando leo sus maravillosas palabras hechas historias.

Y yo me pregunto ¿El escritor nace o se hace? Cuando se lee esas maravillosas historias donde las palabras están en ese lugar preciso para que el lector goce con ellas. ¿Cómo  se consigue? preparación, imaginación, trabajo o escribir aquello que su corazón le dicte...
A veces transmitir de forma fiel y exacta aquello que pensamos muchas veces, nos cuesta un gran esfuerzo.... Las palabras, las usamos para comunicar, nuestros pensamientos... Todos usamos las palabras, todos contamos, escuchamos y protagonizamos historias.

Contar historias con palabras por escrito parece una actividad casi tan natural como hablar o cantar. 
Sin embargo, solo algunas personas tienen el don de escribir aquello que están pensando.Juegan con las palabras, al igual que piensan escriben llevando al lector a un mundo real o imaginario.

Les hace sentir todas esas emociones que ellos mismo sintieron cuando plasmaron sus ideas en una hoja en blanco. Ellos conectan, llegan a la mente de aquel que los lee...


                                          
                                             

Dicen: " Cuando el alumno está preparado aparece el maestro”A veces me pregunto: ¿Qué hago yo, en este mundo de  las palabras...? Según palabras de Newton:
“Pude ver más lejos y llegar más alto porque me apoyé sobre los hombros de verdaderos gigantes…”

Por todo lo anterior yo disfruto ahora del milagro del encuentro... 
Después de esta pequeña pausa...Sigo leyendo... Disfrutando de este maravilloso libro. 
“Demasiada felicidad"
                                                                                                       


                                                                                 
                                                   

                      
  


 La escritora canadiense Alice Munro “Maestra del relato corto" nacida en Wingham (Ontario) en 1931, es la decimotercera mujer que obtiene el galardón más importante de las letras universales.
Se inició en la literatura a los 30 años, con cuentos y relatos que vendía para la radio pública canadiense.
 Ha volcado en su literatura la experiencia de su vida cotidiana.La autora, madre de tres hijas ha reconocido la importancia de su madre y de las mujeres que ha conocido en su vida para construir su gran territorio literario.
 Hija de una profesora y un granjero, estudió periodismo y filología inglesa pero abandonó los estudios para casarse y ser ama de casa.

 Entonces aún no escribía. Montó una librería con su primera esposo, padre de sus tres hijas, hasta que se divorciaron. La escritora, se casó por segunda vez (aunque mantuvo el apellido de su primer marido) empezó a publicar con éxito en 1968.

 En la actualidad está considerada como una de las principales escritoras actuales en lengua  inglesa y una de las maestras mundiales del relato contemporáneo. Es autora de doce volúmenes de relatos, dos antologías y una novela.

 A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios de prestigio, entre los que cabe destacar el Governor General’s Award de Canadá, que le ha sido concedido en tres ocasiones, el W.H. Smith Prize, el National Book Circle Critics Award de los Estados Unidos, el PEN/Malamud Award for Excellence in Short Fiction, el Rea Award for the Short Story, el Giller Prize, el Trillium Prize y el Libris Award. Y ahora, el más deseado, el Premio Nobel de Literatura.


Algunos de sus cuentos

Dance of the Happy Shades (1968)
Las vidas de las mujeres (1971) su única novela
Las lunas de Júpiter (1982, edición original)
Progreso del amor (1986)
Amistad de juventud (1990)
Secretos a voces (1994)
El amor de una mujer generosa (1998)
Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio (2001)
Escapada (2004)
La vista desde Castle Rock (2008)
Demasiada felicidad (2009)
Mi vida querida (2013)









miércoles, 9 de octubre de 2013

PALABRAS HECHA POESÍA

                                             
                                                                         
                                                     
                                                                               
                                                                 
                                                                 

       

 Leer a Rosalia de Castro, la poeta sensible, dulce, frágil, melancólica... Es todo un placer... Su sensibilidad, hace de lo que escribe un encuentro donde lo cotidiano lo simple, se vuelve bello.

 La poesía por su naturaleza es un arte que nos ayuda a profundizar en nuestras emociones. Escribir poesía, es saber transmitir de una manera clara, imaginativa, descriptiva, sensible haciendo llegar al lector nuestro mensaje escrito. Es todo un arte.  Es unir nuestro sentir con la persona que nos lee...

 Hoy en esta tarde otoñal donde la poesía cabalga conmigo, estas hermosas palabras hecha poesía, que escribió Rosalia de Castro sintiendo una gran admiración hacia su obra en todo su sentir, quiero hacerlas mía...


"Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso,
De mí murmuran y exclaman:
—Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

—Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de la vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos? "

                                                                            Rosalia de Castro,1808
                                           

       
                                                         


                        

Nacida en Santiago de Compostela en el año 1837 y fallecida en La Coruña en 1885. Rosalía escribe sus primeros poemas a los 12 años. A los 19 se traslada a Madrid, allí conoce a críticos literarios, pensadores y periodistas. Y le publican su primer libro de poesía: “La Flor”. Su obra, está escrita en castellano y gallego. Y llega su primera novela “Flavio”. Y En la primavera de 1863 ve la luz “Cantares gallegos”. Y en 1880 “Follas novas, Hojas nuevas.”

Sin lugar a dudas, fue con sus "Cantares Gallegos” que enalteció el nombre de su patria y contribuyó a su renacimiento cultural. En la actualidad el 17 de mayo se celebra en Galicia “El Día Universal de las Letras Gallegas”, en honor a la publicación de Cantares gallegos.
Continuando con su legado poético, dejó dos obras más que demuestran la grandeza de su arte: "Follas Novas" y "En las orillas del Sar". Con respecto a su prosa, destacan sus títulos "La hija del mar", "El caballero de las botas azules" y "Padrón y las inundaciones”


Se la reconoce como una de las figuras más importantes de las letras de su época. Es la más sobresaliente figura de la poesía española y gallega del siglo XIX.

BIBLIOGRAFÍA

Poesías:
La Flor (1857)
A mi madre (1863)
Cantares gallegos (1863) (gallego)
Follas novas (1880) (gallego)
En las orillas del Sar (1884) (español)
La gran niña al poder

Narrativa:
La hija del mar (1859) (español)
Flavio (1861) (español)
El cadiceño (1863) (español)
Contos da miña terra I (posteriormente divulgado con el nombre de Conto gallego) (1864) (gallego)
Ruinas (1866) (español)
Las literatas (1866) (español)
El caballero de las botas azules (1867) (español)
El primer loco (1881) (español)
El domingo de Ramos (1881) (español)
Padrón y las inundaciones (1881) (español)
Mi tía la de Albacete (1882) (español)





viernes, 27 de septiembre de 2013

EMPEZAR DE NUEVO


El otoño llegó en la arena no hay castillos, ni puentes, ni dragones... Ya no hay juegos ni risas... La playa enmudeció...  
                                                                                         
                                                

                                                       

    – No lloréis mis niñas que pronto volveréis...  –
                                                              
                                                                                                                        
                                                         


 Las niñas, tristes, miran a su madre... 
 Recordando los días de juegos donde no hay castillos, ni puentes ni dragones... Solo las olas que vienen y van...
                  
                                                   
                                                     

             
 
                                                  

  
Nuevo curso, nuevas ilusiones y vuelta a empezar... Pronto vendrán los fríos... Con bufanda  y abrigo...
                                                          
    
Tomad el paraguas que el hombre del tiempo dice... Que hoy lloverá... 
  !Y los guantes de lana, que os vais a enfriar!
   !Daros prisa que el autobús se va...
       






El tiempo es oro... El tiempo pasa... Los años se van...

Quizás el secreto esté en llenar nuestros días de nuevas experiencias y sensaciones que nos ayude a disfrutar  de  aquello que nos haga sentirnos vivos disfrutando el día a día... Aprendiendo  nuevas cosas... Retomando aficiones ya olvidadas, darnos de nuevo la oportunidad de volver a empezar de nuevo...

                                                  
                                                 
                                 
Si pudiera vivir nuevamente mi vida.
En la próxima, trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
De  hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico, correría más riesgos.
Haría más viajes, contemplaría más atardeceres,
Subiría  más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares donde nunca he ido,
Comería  más helados y menos habas.
Tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata y prolíficamente
Cada  minuto de su vida.
Claro que tuve momentos de alegría, pero si pudiese volver atrás,
Trataría  de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida, solo de momentos.
No te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca iba a ninguna parte, sin un termómetro,
Una  bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas.
Si pudiese volver a vivir, viajaría más liviano.
Si pudiera volver a vivir, comenzaría a andar descalzo a principios de la
Primavera  y seguirá así hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres y jugaría
Con  niños.
Si tuviera otra vez la vida por delante.
Pero ya ven, tengo 85 años y sé que me estoy muriendo.
                                                                      Instantes:   Atribuido al escritor  Jorge Luís Borges.



Jorge Francisco Isidoro Luis Borges fue un escritor argentino,  poeta y ensayista considerando .uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX. Publicó  ensayo breve, cuentos  y  poemas considerando como uno de los más grandes narradores del siglo XX.
Nacido en Buenos Aires en 1899, recibió una rica y académica formación. Viajó y estudió por Europa en su juventud y residió en España durante varios años.

De vuelta a Argentina, comenzó a participar en revistas literarias y escribió, principalmente, poesía de corte histórico o nacionalista. En 1930 comienza a sufrir los efectos de una enfermedad hereditaria que acabaría por producirle una completa ceguera. Pese a todo,Borges no dejó de escribir ni de trabajar en la Biblioteca Nacional.
Los premios y galardones recibidos por Borges son innumerables, y entre ellos cabría destacar el Premio Nacional de Literatura de 1957, el Balzan (1980) y el Premio Cervantes de 1979.