Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta viento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta viento. Mostrar todas las entradas

miércoles, 27 de julio de 2016

SOÑANDO SUEÑOS...



                                                                       
                                                                                 



La ventana estaba abierta sin embargo las cortinas estaban y seguían estáticas no se movían ni una pizca de brisa...Solamente entraba el olor dulzón del jazmín y la dama de noche.
Empezó a dar vueltas y más vueltas  en la cama. En este estado de inquietud dejó que pasara los minutos.
Imposible, inútil conciliar el sueño.
A través de la ventana contemplo la luna llena que iluminaba el jardín de ésta noche calurosa del mes de Julio. Miró el reloj digital que tenía en la mesita de noche, marcaba la 1:30 de la madrugada.

Se levantó, entró en el cuarto de baño, abrió el grifo de la ducha y pronto su cálido cuerpo empezó a saborear el placer del agua fría. El agua caía por todo su cuerpo... Durante unos minutos mantuvo su cabeza debajo del chorro de agua...
De nuevo en la cama, sintiendo sobre su piel la suavidad de las sábanas recién planchadas, con el pelo aún mojado, abrazada a la almohada, sus ojos soñolientos empezaron a cerrarse.
Ahora sí, Morfeo  acogiéndola entre sus brazos, se apiadó de ella, llenando su mente de hermosos sueños...


A orillas del Atlántico, en un pueblo costero, blanco como la espuma del mar. Un soplo de viento, envuelto en recuerdos, acariciaba  sus mejillas, traía olor a algas, como aquél día.
        
- ¿Hacia dónde vas? – Escuchó una voz en su interior...
- Voy hacia, mi infancia  donde todo es posible... Allí predomina la paz, la calma, la serenidad...
- ¿Y quién te ha dicho que debes ir allí?
- Una voz misteriosa que anida en mi corazón
- ¿Y que ves?

El mar... En su orilla, en la tibieza de sus aguas, una niña de trenzas doradas  y cara pecosa, juega con caracolas de nácar, conchas blancas y caballitos de mar. Arriba en lo alto en un cielo azul las nubes, se están abriendo como abanicos blancos de algodón... Camino entre ellas... Abajo en la tierra  hombres buenos, políticos y gobernantes todos unidos construyen un mundo mejor...

                                                                  


                                                                        
Según Freud: “cuando soñamos, todas nuestras emociones enterradas en el subconsciente suben a la superficie consciente durante los sueños. Los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador”

Tener bonitos e intensos sueños hace que nos levantemos más felices y contentos. Sin embargo, los gratos recuerdos, del pueblo blanco como la espuma de mar, lleno de conchas, caracolas, caballitos de mar y hombres buenos... A lo largo del día, poco a poco como pompas de jabón se fue desvaneciendo, al escuchar, leer y ver en los medio informativos, la ola de terror que se ésta viviendo en toda Europa por ataques terroristas, protagonizados por extremistas,  invadiendo de  miedo a sus habitantes y restos de países de otros continentes.

El pueblo de su “sueño” como muchos pueblos se encuentra  perdido entre guerras y llantos. Un pueblo, dirigidos por políticos, luchando entre unos y otros. Intentando demostrar y convencer al pueblo quien es el mejor; el dialogo ya no existe, buscan solo el poder, satisfacer y engordar su ego procurando reconocimientos. Pronto olvidan todas las promesas que hicieron y quién los votó. Olvidan e  ignoran  a padres y madres que intenta sobrevivir con sus hijos, en un mundo lleno de injusticias y miserias. Hoy es lo mismo que ayer...

A pesar de todo la esperanza sigue invadiendo su alma infantil y si “los sueños representan la realización de un deseo por parte del soñador”  la niña de trenzas doradas, seguirá escuchando esa voz misteriosa que anida en su corazón que le dice:
“vuelve camina sin miedos, por pueblos, ciudades y países donde  hombres buenos, políticos y gobernantes construyen  un mundo, donde tu sueño infantil  es por fin posible... 




jueves, 26 de noviembre de 2015

SE APROXIMA LOS CAMBIOS...







En esta tarde, siento en mí piel, la proximidad de los cambios... Aescuchar el retumbar de las olas ocultadas por los plumeros, que ondulan cimbreándose por el viento otoñal, la brisa cálida de la tarde es ya un vago recuerdo... 


                                                                         



Las chicharras ya no cantan... Un mirlo solitario con desgana, se esconde en el hibiscus que languidece...El jazmín se está quedando sin flores... El viento, sutilmente los sueltan... Caen sin resistencia, alfombrando y perfumando el césped de flores blancas... Algunos pájaros curiosos se acercan, se posan, en la dama de noche buscan, olfatean su olor ya marchito...

                    






A lo lejos entre palmeras, un cielo de fuego por los últimos rayos de sol se resiste a marcharse... Invita al recogimiento, a la oración... 


                                                               
   
                                                  

                                                                                   
Bandadas de gaviotas con sus aleteo armoniosos, se elevan, danzan, arrastradas  al  ritmo y sonido del viento... En este silencio monacal, con el alma anquilosada las contemplo extasiada... Con su murmullo mágico... Me invitan a bailar la danzan del otoño...                                                          




                                                                           
                                                                           
                                                                                                                         
                                                                 
                                                                

lunes, 26 de octubre de 2015

LOS ÁRBOLES TAMBIÉN LLORAN






Reconociendo una de mis aficiones preferidas como es montar en bicicleta, no puedo dejar de sentir tristeza, rabia e indignación ante la contemplación de este desierto de cemento que se ha convertido la Avda. José León de Carranza, al igual que otras avenidas de la ciudad.

                                                  
                                                             
     

Al contemplar la barbarie que se está haciendo, las personas que amamos la naturaleza no podemos dejar de sentir desolación e impotencia, al mirar sin vida los troncos mutilados de estos hermosos árboles de ésta gran avenida. Creo que mi sentir es igual como lo que siente la mayoría de los habitantes de mi querida ciudad.

                
                                                           



Hoy, necesito y quiero hablar en defensa de mis amigos los árboles: pensar que nunca más volveré a ver como poco a poco se van cubriendo sus ramas  de hojas verdes, disfrutar de su floración, fragancia y colorido en primavera. No  sentir su sombra en verano... Y al llegar el otoño, no  poder contemplar, sus hojas caídas sobre el asfalto alfombrando con bellos colores de  oro, fuego y cobre, es  ya una realidad y un triste recuerdo, que me entristece...

                           
A principio del mes de Octubre, un grupo de operarios con motosierras, talaban despiadadamente hermosos árboles de jacaranda.




Un árbol  de jacaranda de 8 a 12 m. de altura, tarda como mínimo cinco  años en florecer. Es un árbol resistente a las condiciones urbanas por lo que está indicado en plantaciones de alineación.
Es una de las especies que más CO2 consume unos 1832 Kg por año.

Su madera es muy apreciada por sus tonos crema y rosados, se utiliza en ebanistería y carpintería, empleandose para la fabricación de muebles y para la decoración interior de coches de lujo.

Incomprensible para mí como la mayoría de los ciudadanos me pregunto: ¿es todo esto un negocio y beneficio para algunos? ¿Es inconsciencia? Si lo que pretendían los responsables de medio ambiente, construyendo un carril para las bicicletas un bien común. Si era eso lo que buscaban no deberían olvidar que los árboles además de su belleza, son vida.

Entre los principales beneficios que nos proporcionan a los seres humanos están: filtrar el agua de las lluvias evitando las inundaciones, reducir la velocidad del viento y la contaminación del aire, retener el dióxido de carbono que contamina la atmósfera mitigando así el cambio climático.

Se supone que sabiéndose todo esto, desde que lo aprendimos en nuestra infancia en la escuela, no se entiende, esta  falta de respeto y de amor hacia  la naturaleza. Por todo ello esta afición de montar en bici que disfruto y me resulta tan placentera, aún sin querer me hace sentir culpable. Rechazando esta atrocidad, hago un llamamiento a todos los responsables: que abusan de sus cargos, enmascarados y sin la más mínima consideración hacia un bien social ejecutan esta barbarie, contra la naturaleza y el medio ambiente. 





En Beijing desvían carreteras o edificios en lugar de cortar un árbol, han prohibido su tala y los han protegido, si alguna construcción pasa por el lugar en donde se encuentra un árbol centenario, debe adaptarse a él ya que cortarlo no es una opción. Estará obligado a esquivarlo.




                                                                     Imagen de la red
Un ejemplo a seguir...




domingo, 2 de noviembre de 2014

ESTE CORAZÓN PARTIDO, TENDRÍA QUE NACER DE NUEVO...





Hoy quiero hablarle a mis muertos: A aquellos que marcharon porque es la ley de la vida. Y aquellos que aún sin querer, cruzaron la otra orilla, para nunca más volver...

                                                               
     

 – Siempre nos dicen -  " hay que seguir viviendo, sal, no te quedes en casa, no te encierres, el tiempo todo lo cura...” Palabras que al oírlas en esos momentos, cuando el dolor nos tiene partida el alma nos resulta incoherentes, incomprensible por el dolor que estamos viviendo... 

¿Realmente, el tiempo lo cura? ¿ se cura el dolor...? No es cierto. Cuando realmente hemos querido y amado a esas personas que compartieron sus vidas con la nuestra. El dolor que sentimos, el que no pudimos ni podemos evitar, poco a poco se va amortiguando... Pero, sigue latente en nuestras vidas. 

Hay muertes que se esperan, otras nos cogen por sorpresa, (como la tuya). Un 29 de Noviembre del 1996, cuando el débil sol de la mañana quería hacerse un hueco entre nubes cargadas de agua... Tus ojos se cerraron a la vida... En plena  plenitud, donde tus proyectos e ilusiones, también eran los míos...
Han pasado los años y quiero decirte que nunca tu recuerdo estuvo más vivo en mí que ahora, y este póstumo sufrimiento de no tenerte, me acerca cada día más a ti...

¿Por qué siento tú presencia, vuestra presencia? ¿Seguís viviendo a través de mí...? ¿Me sigues protegiendo?  ¿me protegéis  como cuando lo hacíais en vida...? No se... A veces deseo sellar mi memoria, de vuestros recuerdos, de tu recuerdo...

Pero para olvidar, tendría también que borrar todos los momentos vividos incluidos los días felices junto a vosotros, junto a ti...
Olvidar  lo que fui y lo que soy ahora. Tendría que volver a nacer de nuevo, comenzar a vivir sin la desfallecida experiencia  de vuestras muertes, de tú muerte: renunciar  a todo lo vivido, después de vuestra partida, de tu partida...

Y aunque el dolor a veces invade mi alma...Es demasiado cruel por mi parte, no reconocer que la vida aún sin vuestras presencia, siguió y sigue siendo generosa conmigo. Y quiero deciros que en esos “momentos placenteros de felicidad” que la vida me sigue ofreciendo, os resucito en mi presente, para que escuchéis esas risas infantiles que las hago vuestras... Y así compartiendo bellos amaneceres, estrellas que brillan, flores  que huelen.., pequeñas cosas.., las sigo disfrutando y las vivo como si fuese mi último día...

Así, van pasando mis días.., con sus primaveras, veranos, otoños e inviernos... Y en ésta estación de los colores de fuego, en estos días otoñales donde los días se acortan... Cuando los árboles van desvistiéndose, de sus hojas, una hoja aquí y otra allá, alfombrando con bellos colores, de bronce y cobre ciudades, caminos, parques y veredas... 
Casi sin darme cuenta, volveré de nuevo a vivir otro frío invierno... Que hará acto de presencia con sus lluvias... Levantando vientos que llevarán y traerán nubes cargadas de agua como aquel fatídico día... 

Y en está contemplación de la madre naturaleza, me sigue sorprendiendo; que éste corazón  partido, lleno de heridas.., tapado con tiritas, sigue latiendo... Sigue latiendo, por los que están... Y por vosotros que tanto amabais  la vida, la seguiré viviendo... 





                                                        

miércoles, 4 de junio de 2014

PLACERES DE DIOSES


                         

  

                                                                              



Pasear por mi ciudad es todo un placer. Su larga avenida llena de palmeras y naranjos. 
Con sus calles cubiertas de alfombras de las jacarandas que caen y vuelan  al compás del viento, hace el caminar un cúmulo de sensaciones.


                                                       




Las petunias en las rotondas estallan en una feria de colores y en los parques ya han abierto sus capullos las rosas.

                                                              
                                              
                                                              
A lo largo de mi caminar por esta gran avenida, mis ojos maravillados contemplan como las buganvillas desde el techo caen floridas, sobre  la pared,  y se derraman sobre casas señoriales saludando al sol en esta clara mañana.
                                                                                                              
                                                            


En el aire aromas a fino, manzanilla, amontillado, oloroso, palo cortado, pedrojiménez, y moscatel “Placeres de dioses”. Embriagan con su aroma intenso sus calles y callejuelas llenas de tabancos, donde se puede saborear este apreciado oro líquido por personas de diferentes lugares y culturas.
                                                    
                                                           
                                                                          Ashton Kutcher y Mila Kunis 
                                                       
                                                               


    
A lo largo del siglo XIX el jerez se consagró como vino de fama universal. Se cría aquí en éstas tierras, donde sus viñas, se convirtieron en fuente de riqueza.
La vendimia suele efectuarse a principios del mes de septiembre, cuando "la uva se rinde", esto es, cuando está blanda y dulce. Se realiza a mano y se lleva inmediatamente al lagar. Para lograr la producción de sus famosos  vinos.

                                                                     
                                                                           
                                                                           
                                                                   

Interior de una bodega, sus (botas)  a distinta altura y agrupadas en baterías según el sistema de envejecimiento y soleras característico del Marco de Jerez. 

                                                             
         
               

El vino destinado a ser fino o manzanilla. Se introduce en la barrica dejando "dos puños" de cámara de aire, conservando "la flor. Este velo de levaduras cubre toda la superficie del vino dentro de la bota, aislándolo del aire e impidiendo su oxidación, por lo que esta forma es "biológica".
La "flor" actúa constantemente con el vino, consumiendo parte del alcohol aportándole aromas y sabores. La "flor" que va muriéndose, se deposita en el fondo de la "bota", formando lo conocido como "madre del vino".
                                                                            
                                                             

              Elegida esta bella ciudad en este año 2014 como Capital Europea del Vino.


Quiero realzar, las cualidades de este delicioso oro líquido con esta bella poesía de nuestro admirado escritor jerezano Premio Cervantes. Poeta, novelista y ensayista D. José Manuel Caballero Bonald.


                                                                           

                                                      



martes, 29 de octubre de 2013

DEMASIADA FELICIDAD



Comienza a llover...El ruido de la lluvia en el cristal pone música en esta tarde silenciosa...

                                                                 
          

El ruido de la persiana hace acto de presencia... Somos tres: lluvia, viento y palabras... Sinfonías de sonidos que me acompañan en esta tarde gris... 
Solo el calor de las palabras escritas, hace que tome conciencia de este difícil y al mismo tiempo maravilloso mundo de las letras.

Es verdad que el escritor necesita, la soledad, el amor, el dolor, la realidad, la fantasía...Para poder transmitir de forma fiel y exacta aquello que está pensando...
Entre mis manos un libro:
                                                 
                                                                            



Su autora Alice Munro, Premio Nobel de Literatura 2013 maestra de la palabra. Admiración es lo que me provoca cuando leo sus maravillosas palabras hechas historias.

Y yo me pregunto ¿El escritor nace o se hace? Cuando se lee esas maravillosas historias donde las palabras están en ese lugar preciso para que el lector goce con ellas. ¿Cómo  se consigue? preparación, imaginación, trabajo o escribir aquello que su corazón le dicte...
A veces transmitir de forma fiel y exacta aquello que pensamos muchas veces, nos cuesta un gran esfuerzo.... Las palabras, las usamos para comunicar, nuestros pensamientos... Todos usamos las palabras, todos contamos, escuchamos y protagonizamos historias.

Contar historias con palabras por escrito parece una actividad casi tan natural como hablar o cantar. 
Sin embargo, solo algunas personas tienen el don de escribir aquello que están pensando.Juegan con las palabras, al igual que piensan escriben llevando al lector a un mundo real o imaginario.

Les hace sentir todas esas emociones que ellos mismo sintieron cuando plasmaron sus ideas en una hoja en blanco. Ellos conectan, llegan a la mente de aquel que los lee...


                                          
                                             

Dicen: " Cuando el alumno está preparado aparece el maestro”A veces me pregunto: ¿Qué hago yo, en este mundo de  las palabras...? Según palabras de Newton:
“Pude ver más lejos y llegar más alto porque me apoyé sobre los hombros de verdaderos gigantes…”

Por todo lo anterior yo disfruto ahora del milagro del encuentro... 
Después de esta pequeña pausa...Sigo leyendo... Disfrutando de este maravilloso libro. 
“Demasiada felicidad"
                                                                                                       


                                                                                 
                                                   

                      
  


 La escritora canadiense Alice Munro “Maestra del relato corto" nacida en Wingham (Ontario) en 1931, es la decimotercera mujer que obtiene el galardón más importante de las letras universales.
Se inició en la literatura a los 30 años, con cuentos y relatos que vendía para la radio pública canadiense.
 Ha volcado en su literatura la experiencia de su vida cotidiana.La autora, madre de tres hijas ha reconocido la importancia de su madre y de las mujeres que ha conocido en su vida para construir su gran territorio literario.
 Hija de una profesora y un granjero, estudió periodismo y filología inglesa pero abandonó los estudios para casarse y ser ama de casa.

 Entonces aún no escribía. Montó una librería con su primera esposo, padre de sus tres hijas, hasta que se divorciaron. La escritora, se casó por segunda vez (aunque mantuvo el apellido de su primer marido) empezó a publicar con éxito en 1968.

 En la actualidad está considerada como una de las principales escritoras actuales en lengua  inglesa y una de las maestras mundiales del relato contemporáneo. Es autora de doce volúmenes de relatos, dos antologías y una novela.

 A lo largo de su carrera ha recibido numerosos premios de prestigio, entre los que cabe destacar el Governor General’s Award de Canadá, que le ha sido concedido en tres ocasiones, el W.H. Smith Prize, el National Book Circle Critics Award de los Estados Unidos, el PEN/Malamud Award for Excellence in Short Fiction, el Rea Award for the Short Story, el Giller Prize, el Trillium Prize y el Libris Award. Y ahora, el más deseado, el Premio Nobel de Literatura.


Algunos de sus cuentos

Dance of the Happy Shades (1968)
Las vidas de las mujeres (1971) su única novela
Las lunas de Júpiter (1982, edición original)
Progreso del amor (1986)
Amistad de juventud (1990)
Secretos a voces (1994)
El amor de una mujer generosa (1998)
Odio, amistad, noviazgo, amor, matrimonio (2001)
Escapada (2004)
La vista desde Castle Rock (2008)
Demasiada felicidad (2009)
Mi vida querida (2013)