Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta vida. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta vida. Mostrar todas las entradas

sábado, 30 de diciembre de 2017

LA RUEDA DE LA VIDA



                                                                           
                                                                               



Todos los años, por estas fechas, cuando el frío y la nieve llaman a la puerta y las hojas del calendario llegan a su fin, para dar comienzo al nuevo año, no se por qué, siempre me gusta limpiar y ordenar los armarios; poner en orden todo lo acumulando en estos 365 día. Mientras voy realizándolo, al observarme tan atareada en este menester, me pregunto si este acto que estoy llevando a cabo será una simple manía que tengo por el orden, o quizás también una necesidad de reflexionar y hacer limpieza interior, sea lo que sea, es una simbiosis, que me ayuda a valorar lo que realmente necesito y quiero en mi vida. Una vida que esta llena de acontecimientos que sin lugar a dudas ha ido marcando todos los días, de este efímero año que pronto se acabará.

Al quitar las hojas del calendario, para remplazarlo por el del nuevo año, lo miro y no puedo creer que haya pasado tan pronto, estos doce meses con sus días y sus noches... Y a pesar del tiempo pasado, me sigue asombrando que una parte de mí sigue siendo la misma, un alma sin tiempo... 

Se, que éste solsticio de invierno también terminará, para dar paso a la primavera y a la época estival, donde millones de estrellas, seguirán brillando unas brillarán más que otras, pero todas seguirán siendo igual de hermosas y es aquí en este preciso momento cuando al recibir de nuevo un año más comprenda que todo lo acontecido en éste año perdió importancia... 

                                                                    
                                                                                                                                                                                             Imagen de la red

Este nuevo año como siempre, lo empezaré con curiosidad y al mismo tiempo con cierta incertidumbre, pero sin miedos. Es curioso, en esos momentos, donde mis manos laboriosas van poniendo orden dentro del armario, la voz de una persona muy querida para mí, interrumpe mis pensamientos tan nítida y clara como aquella tarde invernal, cuando el frío invernal y la nieve llamaban a la puerta.
En el salón, sentadas acurrucadas en el sofá tapadas hasta los ojos, con una manta observábamos, complacientes, el crepitar del fuego de la chimenea, tiritando de frío saboreando una taza de chocolate bien caliente, mirándome fijamente a los ojos sin preámbulo (a boca jarro como suele decirse en ésta tierra) me preguntó:

-¿No tienes miedo al futuro y a la soledad? Sin vacilar ni un momento  contesté.
-Nada, solo espero, y confío en  mi Dios... El, será mi guía.

Segura, confiada, sin miedos me dejaré guiar donde mi corazón me lleve... Sin lugar a dudas seguirá habiendo cambios en mi vida y en la tuya, unos serán mejores que otros, todo cambia y cambiamos... La rueda de la vida sigue rodando, ¿no la sientes...? cambia continuamente de sitios, de lugares de personas..Las personas para bien, o para mal, aunque nos duela, también cambian... a veces radicalmente, como el viento que desplaza las hojas de los arboles en los parques y veredas...

Sin dejar de mirarme, cogió la humeante taza que rebozaba de chocolate; tomando un pequeño sorbo, lo saboreó con gran placidez, con los ojos semicerrados, suspirando, muy bajito musitó...Tendremos que seguir confiando un año más...

                                                                      
                                                                                                                                             
                                                                








lunes, 30 de octubre de 2017

AL OTRO LADO DE LOS CORRALES...



Al salir esta mañana, la luminosidad del verano, es ya un vago recuerdo. Aun así, dejándome guiar por la suave brisa marinera llena de aromas salobres, a sal y algas marinas, camino y descubro que en este tiempo en la mar, la bajamar, también es hermosa... 

       
 
Mientras más la miro, más me seduce y la disfruto, porque me deja explorar, libremente, descubrir por mi misma la realidad natural de la vida... Gaviotas pescadoras, rayan el aire con sus graznidos, danza, al compás de las olas del mar, surcando un cielo azul de paisajes y nubes blancas...
                                                                                                                              



Adentrándome en la playa de las tres piedras de este pequeño pueblo pesquero, del litoral gaditano, en ésta mañana otoñal, convirtiéndome en una naturalista aficionada, veo la mar, y descubro, un hermoso paisaje de rocas, que como fieles centinelas la vigila...
Pequeñas lagunas con diminutos pececillos, van y vienen por su cálida agua, los suaves, rayos del sol, les hacen brillar; se contonean armónicamente buscando la corriente del agua, creando en su vaivén destellos de platas...
Y cangrejos, que al sentir mi presencia intenta ocultarse entre cuevas de ostinoras desgastadas; huyen, buscan, su intimidad, desean pasar desapercibidos.

    
                                                                                               
Al observarlos de cerca, sintiendo la vida  dentro del agua, mi corazón en ese instante palpita, agradecido, al sentir como la vida fluye... Con su mágico soplo todo lo llena, todo lo abarca, sin necesidad de un destino o meta....



Al otro lado de los corrales las olas, en su ida y venida, susurrantes me hablan, de este mar inmenso, donde existen y conviven hermosos peces, compartiendo su espacio con plantas y corales de mil formas diferentes de inolvidable, belleza, seres que al igual que yo saborean y gozan del placer de sentirse vivos, donde no hay dirección ni viento favorable...
Y es aquí donde siento mi mente deshojarse de inútiles e inservibles pensamientos que ensucian mi corazón y mi alma... 




Aquí en esta playa de las tres piedras, en Chipiona en el litoral gaditano, este arte milenario de la pesca hoy en día muchos pescadores de la zona siguen utilizándolos. Los corrales de pesca son trampas gigantes que funcionan con la marea. Son recintos cerrados, hechos con rocas y piedras ostioneras del mar, unidas entre sí en forma de puzle, de forma natural. A lo largo de estas paredes (en la bajamar se ven perfectamente) se encuentran grandes agujeros tapados con una rejilla. En la pleamar los corrales se inundan de peces; sargos, mojarras, lisa, corvina, pulpos, chocos... exquisiteces para deleite de nuestro paladar, que podemos disfrutar cocinado a la plancha en cualquier chiringuito de la zona.
          
  
Los pescadores que estén adscritos al corral, recogen los peces que quedan atrapados en la bajamar, (respetando las especies en veda). Este sistema de pesca antiquísimo, es sin lugar a dudas un gran legado que nos dejaron los fenicios o romanos a su paso por éste litoral.



 

Otros lugareños del lugar también aprovechan este estado de la mar, subido en las piedras de los corrales lanzando sus cañas de pesca a la hora que empieza a subir, deseando capturar algún pez con este paciente y relajante sistema.









lunes, 24 de abril de 2017

MOMENTOS E INSTANTES...




La tarde, va cayendo en medio de una calma absoluta... Solo  interrumpida por la monotonía del tic- tac, tic-tac del reloj. Miró a través de la ventana, en voz alta le dijo llamando su atención: 

-Ya es primavera, salgamos a llenarnos los ojos de verde, de colores de aromas-

-¡Sí, si, salgamos!-

La pequeña, graciosa y ágil, la siguió por la senda. A su alrededor mariposas de colores elevándose por el aire húmedo de la tarde, danzaban en un mágico ritual rozando hojas y flores, como pequeñas hadas  entre las florecillas silvestre.

- ¿Es bello el campo, verdad? ¿Te gusta...?-
- ¡Claro!
- Respondió la niña con una sonrisa dulce -

Árboles que parecen eternamente jóvenes, custodiaban sus  pasos... Con las manos entrelazadas caminan, entre ellos...
                

                                                                                         Campo de trigo con cipreses V. Van Gohg

 -Si observas a las flores, veras como elevan sus pálidos pétalos, buscando los rayos del sol. La niña las observa con detenimiento.

-¡Cómo brillan!¡me encantan!-

Contenta por el hallazgo se concentró curiosa como siempre, y una a una las fue observando detenidamente. Con toda  la naturalidad del mundo con voz cantarina exclama:

-¡Ah... brillan  porque son jóvenes, acaban de nacer!-

Ella, también observó las diminutas flores que la pequeña con delicadeza, entre sus pequeñas manos sostenían y que con tanta emoción, observaba... Entendiendo que hay momentos e instantes que pueden cobrar verdadera fuerza y dar un sentido completo a la vida...

-Mira, el trigo está madurando, se está despertando a la vida y las amapolas les hace compañía!-

                                                                       
                                                                       Campo de trigo con amapolas V. Van Gohg

Atrayéndola hacia si, rodeándola con sus brazos, acurrucándola, tiernamente  la beso. Con verdadero agrado, comprobó cómo sus pequeñas narraciones, sobre las flores y la naturaleza, iban dejando su huella en su alma infantil.  
Entre sus brazos, mirando hacia la bóveda celestial llena  de júbilo, exclama:

- Abu, ¿has visto? !En el cielo hay una alondra¡-

                                                                                                  Campo de trigo y alondra V. Van Gogh 

Allí, en medio rodeadas de tanta belleza, no pudo evitar perderse en el tiempo... Entrando en el mundo y en la auténtica inspiración llena de pinceladas de colores de "el pintor incomprendido".
En todo el tiempo que duró su incursión, en plena naturaleza perdieron la noción de las horas, engrandeciendo su propio mundo interior...
Un mundo que está al alcance de todos, pero que a veces no sabemos mirar, ni percatar lo fantástico... El bellísimo tesoro, que esconde la naturaleza,  la vida...



Mi más ferviente admiración hacia este gran maestro de la pintura.


Vincent Willem van Gogh fue un pintor neerlandés, uno de los principales exponentes del postimpresionismo. Fecha de nacimiento: 30 de marzo de 1853, Zundert, Países Bajos.

Fecha de la muerte: 29 de julio de 1890,
Auvers-sur-Oise, Francia Pintó unos 900 cuadros (entre ellos 27 autorretratos y 148 acuarelas) y realizó más de 1600 dibujos. Su hermano menor Theo, marchante de arte en París,  fue una figura central en su vida quien le prestó apoyo financiero de manera continua y desinteresada. La calidad de su obra fue reconocida solo después de su muerte, en una exposición retrospectiva en 1890, considerándose en la actualidad uno de los grandes maestros de la historia de la pintura. Influyó grandemente en el arte del siglo XX, especialmente entre los expresionistas alemanes. 

Falleció a los 37 años,por una herida de bala de pistola; aún no se sabe con seguridad si fue un suicidio o un homicidio involuntario. A pesar de que existe una tendencia general a especular que su enfermedad mental influyese en su pintura, el crítico de arte Robert Hughes cree que las obras del artista están ejecutadas bajo un completo control; de hecho, el pintor jamás trabajó en los periodos en los que estaba enfermo.


Obras seleccionadas
La noche estrellada sobre el Ródano, 1888
La cosecha, 1888
El huerto blanco, 1888
El dormitorio, 1888
El puente de Langlois, 1888
La casa amarilla, 1888
La noche, 1889
Campo de olivos, 1889
Los girasoles, 1888
Lirios, 1890
Campo de trigo con cuervos, 1890
El puente de Langlois en Arles, 1888
El Moulin de la Galette, 1887
La italiana, 1887
Retrato del artista, 1887
El salón de baile en Arles, 1888
Retrato de Eugène Boch, 1888
La habitación de Arles, 1889
Autorretrato, 1889
Retrato del doctor Gachet, 1890
Campos en Cordeville, 1890













lunes, 26 de octubre de 2015

LOS ÁRBOLES TAMBIÉN LLORAN






Reconociendo una de mis aficiones preferidas como es montar en bicicleta, no puedo dejar de sentir tristeza, rabia e indignación ante la contemplación de este desierto de cemento que se ha convertido la Avda. José León de Carranza, al igual que otras avenidas de la ciudad.

                                                  
                                                             
     

Al contemplar la barbarie que se está haciendo, las personas que amamos la naturaleza no podemos dejar de sentir desolación e impotencia, al mirar sin vida los troncos mutilados de estos hermosos árboles de ésta gran avenida. Creo que mi sentir es igual como lo que siente la mayoría de los habitantes de mi querida ciudad.

                
                                                           



Hoy, necesito y quiero hablar en defensa de mis amigos los árboles: pensar que nunca más volveré a ver como poco a poco se van cubriendo sus ramas  de hojas verdes, disfrutar de su floración, fragancia y colorido en primavera. No  sentir su sombra en verano... Y al llegar el otoño, no  poder contemplar, sus hojas caídas sobre el asfalto alfombrando con bellos colores de  oro, fuego y cobre, es  ya una realidad y un triste recuerdo, que me entristece...

                           
A principio del mes de Octubre, un grupo de operarios con motosierras, talaban despiadadamente hermosos árboles de jacaranda.




Un árbol  de jacaranda de 8 a 12 m. de altura, tarda como mínimo cinco  años en florecer. Es un árbol resistente a las condiciones urbanas por lo que está indicado en plantaciones de alineación.
Es una de las especies que más CO2 consume unos 1832 Kg por año.

Su madera es muy apreciada por sus tonos crema y rosados, se utiliza en ebanistería y carpintería, empleandose para la fabricación de muebles y para la decoración interior de coches de lujo.

Incomprensible para mí como la mayoría de los ciudadanos me pregunto: ¿es todo esto un negocio y beneficio para algunos? ¿Es inconsciencia? Si lo que pretendían los responsables de medio ambiente, construyendo un carril para las bicicletas un bien común. Si era eso lo que buscaban no deberían olvidar que los árboles además de su belleza, son vida.

Entre los principales beneficios que nos proporcionan a los seres humanos están: filtrar el agua de las lluvias evitando las inundaciones, reducir la velocidad del viento y la contaminación del aire, retener el dióxido de carbono que contamina la atmósfera mitigando así el cambio climático.

Se supone que sabiéndose todo esto, desde que lo aprendimos en nuestra infancia en la escuela, no se entiende, esta  falta de respeto y de amor hacia  la naturaleza. Por todo ello esta afición de montar en bici que disfruto y me resulta tan placentera, aún sin querer me hace sentir culpable. Rechazando esta atrocidad, hago un llamamiento a todos los responsables: que abusan de sus cargos, enmascarados y sin la más mínima consideración hacia un bien social ejecutan esta barbarie, contra la naturaleza y el medio ambiente. 





En Beijing desvían carreteras o edificios en lugar de cortar un árbol, han prohibido su tala y los han protegido, si alguna construcción pasa por el lugar en donde se encuentra un árbol centenario, debe adaptarse a él ya que cortarlo no es una opción. Estará obligado a esquivarlo.




                                                                     Imagen de la red
Un ejemplo a seguir...




domingo, 5 de abril de 2015

HOY, SOY YO

                                                           
                                                                         
                                                                                       



Hoy sentada sobre esta arena húmeda, a solas hablaré con mi corazón. 

Miraré hacia arriba, tocaré el cielo con mis manos. Despojaré de mi memoria de recuerdos escondidos en la sombra...

Hoy, cerraré con llave la puerta del olvido. No recordaré, ni confundiré mis apasionados desvíos, ni mi inseguridad ante la vida...

Hoy, soy yo. Ya no miro hacia atrás.... Mi presente es hoy. Sin ensueños, sin la necesidad ni la curiosidad de saber que acontecimientos vendrán...

Hoy, no pido más, no pongo resistencia a la sencillez de vivir, ni a la de la alegría vivida.

Hoy, miro este mar solitario, sereno... ¿Estoy serena? Creo que si...




Hoy, simplemente, se que siento... Que vivo y puedo oír el sonido del mar...












                                                           

lunes, 1 de diciembre de 2014

VIAJAR




Viajar es uno de los grandes placeres de la vida. Conocer diferentes culturas, arquitectura, costumbres, hacen de los viajes una manera de ocupar y de disfrutar de nuestro tiempo de ocio.






Cuando me abrochaba el cinturón para realizar el despegue. Pensé: De nuevo vuelvo a viajar sola, como en el 2010 cuando realice el Camino de Santiago desafiando temores e inseguridades... Debo de confesar que me resulta un poco difícil no tener miedo, ante éste nuevo viaje... Segundos me duró estos pensamientos mi otro yo, pronto me contesto ¿Ventajas? (No tienes que darle explicaciones a nadie, puedes seguir tu ritmo y tus deseos te mueven como el viento...)

Siempre pensé que cuando decidiera, cruzar el charco, por primera vez, lo haría a Asia concretamente Japón, y dentro de Japón, Osaka y Kyoto sin embargo mi destino o mis "hados" me llevan al pulmón empresarial de Brasil. La vida a veces nos da sorpresas...


En estas 10 horas largas que dura el viaje te da tiempo a pensar... Muchas veces el camino de la vida nos va mostrando, pruebas que hay a que superar... Al final pensé: no importa el destino ni las dificultades, mejor pensar en las emociones con las que me pueda encontrar...

8.866,23 kilómetros son los que separan mi ciudad, de Sao Paulo. ¿Parecen muchos? Pues aquí estoy metida en el avión con la emoción de llegar a la gran urbe, a la metrópoli de la América Latina.

                                                                     
                                                                               


Sao Paulo, apodado por sus habitantes como “Sampa”, posee una increíble riqueza histórica, cultural y natural: la cantidad de rascacielos que posee, es impresionante. Cuenta con algunos de los rascacielos más altos del mundo, el Edificio Italia es el segundo edificio más alto de la ciudad y del país, con 168 metros y 46 plantas. En ésta gran urbe me llama poderosamente la atención, los postes en el exterior soportando una maraña de cables por fuera al lado de grandes palmeras y rascacielos. Cuando las lluvias torrenciales hacen acto de presencias, este cableado  provocan un sin fin de avería.








                                                           



¡El tráfico de coches es inmenso! Aviones y una gran flota de helicópteros surca este cielo, que se traslada por medio de autopistas y autovías, cruzado por dentro de las zonas urbanas, disminuyendo sus tiempos de desplazamiento, esto es la solución para todos aquellos que pueden pagarlo. Los menos afortunado tienen que pasar largas horas al volante hasta llegar al destino elegido. Tanto es así que para descongestionar un poco el trafico se le aplica  el "rodizio" sistema que permitir controlar la afluencia del trafico según el numero de la matrícula del coche; limitando el horario de libre circulación en horas puntuales.
                                                              
                                                 
  

                                                 

 
 
        


En el corazón de la ciudad se encuentra la Avenida Paulista, que se ha transformado en el centro financiero, comercial y cultural. Su gran cantidad de atracciones a lo largo de su recorrido y alrededores; bancos, hoteles, consulados, tiendas, museos, cines, bares y teatros, hace esta gran avenida única. Muy cerca se encuentra una de las zonas de más lujo y glamour de Sao Paulo, la calle Óscar Freire,

                                                     

                                                

                                            
                                                      



Es una de las zonas más famosas de comercio de todo Brasil pertenece a una de las calles más exclusivas del mundo. En esta calle se encuentra un buen número de de diseñadores de firmas italianas, norteamericanas y firmas brasileñas en ropa y calzado. 
                                                      



                                                                             



                                                                                   

                                                                                                                        
           
             Es curioso ir por esta calle por el gran contraste que hay con el resto de Sao Paulo.                                                                                                     
                                                                             
                                                                                   


                                  Entre sus numerosos barrios se encuentra Alphaville:


                                                                                   
                                                                               


                                                       

                                                       

                                                        

En este barrio me maravilló sus orquídeas injertadas en los troncos de sus árboles y palmeras, gigantes ¡Aquí, todo es exagerado! en ésta zona residencial poblada de casas señoriales la vigilancia es extrema, un control a la entrada de la urbanización hace pensar para todo aquel que la puede visitar, que aquí solamente vive gente con poder adquisitivo alto deseosos de tener un espacio tranquilo, libre de polución bien cuidado verde y sobre todo seguro. En este pequeño "oasis" se encuentra a unos 29 kilómetros aproximadamente de Sao Paulo centro. En horas punta su recorrido en coche se puede hacer eterno. 

                                           
     
  
Esta gran urbe no deja de sorprenderme... Como en muchas ciudades en las Américas, está integrada por descendientes de otros países. Y así, casi por arte de magia mis pasos  me llevan a sumergirme en la cultura que siempre desee conocer en la colonia de japoneses  más numerosa fuera de Japón.

Liberdade. Aquí viven, cerca de 400.000 personas originarias del País del Sol Naciente. Hoy se calcula que viven en Brasil un millón y medio de descendientes de japoneses. De ese total, el 75% está concentrado en este estado de São Paulo.

Cómo amante del reino vegetal, no podía dejar de visitar el Jardim Orientaun. Un pequeño tranquilo y hermoso jardín japonés ; visitar uno de sus muchos restaurante y saborear su comida, el sushi uno de los alimentos más populares tanto en Japón como en el extranjero. 

                                               

                                                                             

                                                     

                                                                                 
                                                     

                     Una delicatessen que sorprende por su minimalismo, elegancia y particular sabor. 
                                                                                          
                                                                           
     
   
                                                                


Sin olvidar ese arte suyo milenario, el "masaje" una buena terapia para el cuerpo y el alma.
                                                                                                                                   
                                                                             
          

                                                                        

En el masaje, hay muchas técnicas entre ellas se encuentra el Shiatsu. Este masaje de origen japonés, cuyo objetivo es mejorar la salud y calidad de vida, a través de presiones nos hace sentir, el placer que genera sobre nuestros músculos doloridos, estimulando así la capacidad natural auto curativa del organismo para recuperar la fuerza vital.
Al sentir las presiones en nuestro cuerpo. Es como si nuestro corazón y mente se unieran, abriendo en nuestro interior el cauce hacia la fuente de la vida...  

"Nada soy yo, cuerpo que flota,
 luz, oleaje; todo es del viento y el viento
es aire siempre de viaje." Octavio paz

Así, con la satisfacción de haber conocido un país y dos culturas diferentes. En estas seis semanas intensas, y al mismo tiempo fugaz. ¡Cómo vuela el tiempo, parece que llegué ayer! atrás quedaron los días de Sol y del agua de coco.

                                                
                                                


                                                    
                                                         
                                                                                 
 
                                                   
   
Vuelvo de nuevo a casa, haciendo un recorrido mental de mi estancia en este país, con recuerdos de personas acogedoras, maravillosas, paisajes, sonidos, olores, sabores, sensaciones y feliz de haber podido ver la sonrisa de uma menina agarrou na minha mão e não queria deixar ir.  Que siempre la llevaré en mi corazón y mente...  
Con este cumulo de sensaciones comprendo que la vida es un viaje donde siempre nos aporta al final, una enseñanza...