Google+ Followers

jueves, 23 de abril de 2015

¿QUE SERÍA DE LA HUMANIDAD SIN LIBROS?



                                                                   
                                                                       
                                                                   


El día 23 de abril es un día grande para tod@s, los que amamos el mundo de las letras. Hoy el mundo entero rinde un merecido homenaje a una de mis grandes pasiones, la literatura: se celebra el Día del Libro. Fue propuesto por la Unión Internacional de Editores (UTE), y presentada por el gobierno español a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
En este día las personas que tenemos el gusto por la lectura, lo celebramos, regalando un libro. Mucho le debemos a los escritores que supieron trasmitirnos todo su saber y su sentir en los  libros. Ellos a través de sus escritos nos enseñan, nos ayudan nos enriquecen...
¿Qué hubiera sido de la humanidad sin libros? ¿Hasta dónde hubiésemos llegado sin ellos...? Son sin lugar a dudas, un instrumento precioso que contribuye a la información, educación  y a difundir la cultura a toda la humanidad.
Siempre me gustó leer: desde pequeña sentía fascinación por los personajes de los cuentos, los bosques encantados, los duendes,  las princesas,  las brujas... Todos ellos pasaron a formar parte de mi vida de niña, donde la fantasía todo lo envuelve...
                                                              
Los años iban pasando y empezaba descubrir autores y libros. Un libro al que quizás le tengo un especial cariño fue “platero y yo” su autor  D. Juan Ramón Jiménez lo descubrí de la mano de mi padre. El admiraba y sentía verdadera pasión por su paisano. Lo admiraba, deslumbrado por el rico caudal de sus obras y por la profundidad de sus versos.
El día de su muerte, inspirado por la arrebatada pasión que sintió, admirando todas sus obras  literarias  escribió,  rindiéndole un profundo y sentido homenaje póstumo. Con bellas palabras fue desgranando todo su sentir. Yo al igual que el siento verdadera admiración por los escritores y sus libros. 
Este día dedicado especialmente a la cultura, me sumo a la celebración recordando a autores celebres que nos ayudaron a  saber y comprender mejor nuestra historia y a personas que como mi padre supieron y saben el valor de las palabras escritas.
Muchas de ellas, desde el anonimato siguen, y seguirán escribiendo artículos, poemas, versos, relatos, novelas... Quizás nunca lleguen a ser leídas, ni podremos encontrarlas en las estanterías de una librería, y menos aún en bibliotecas.
Seguirán guardas en la intimidad, serán leídas por sus más allegados, guardándose de nuevo en un cajón. Ellos, nunca serán conocidos ni dedicarán a sus lectores sus libros. Pero al llegar este día dedicado al libro, serán felices por la cultura, por los libros... Celebrando y sabiendo en lo más hondo de su ser, que hoy también es su día...         
                                                           
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ
(1881-1958)
JUAN RAMÓN JIMÉNEZ NACIÓ EL 24 DE DICIEMBRE DE 1881 EN MOGUER (HUELVA). ERA HIJO DE VICTOR JIMÉNEZ Y DE PURIFICACIÓN MANTECÓN, QUIENES SE DEDICABAN CON ÉXITO AL COMERCIO DE VINOS.ESTUDIÓ CON LOS JESUITAS EN LA LOCALIDAD GADITANA DE PUERTO DE SANTA MARÍA. CON POSTERIORIDAD VIAJÓ HASTA SEVILLA PARA INICIAR ESTUDIOS DE DERECHO QUE ABANDONÓ PARA DEDICARSE A LA LITERATURA.EN 1900 SE MARCHÓ A MADRID INVITADO POR FRANCISCO VILLAESPESA Y POR RUBEN DARÍO, COMENZANDO A PUBLICAR SUS PRIMEROS TEXTOS EN LA CAPITAL, ENTRE ELLOS "NÍNFEAS" Y "ALMAS DE VIOLETA".RETORNÓ A SU HOGAR EN EL MOMENTO DEL FALLECIMIENTO DE SU PADRE, HECHO QUE AHONDÓ EN SU CARÁCTER DEPRESIVO Y SOLITARIO.EN 1901 JUAN RAMÓN FUE INTERNADO EN EL SANATORIO PSIQUIÁTRICO CASTELL D'ANDORTE DE LE BOUSCAT (FRANCIA), EN DONDE SE INTERESÓ POR LA POESÍA DE LOS SIMBOLISTAS. MÁS TARDE, EN ESPAÑA, PASÓ LARGAS TEMPORADAS EN EL SANATORIO DEL ROSARIO.CUANDO REGRESÓ A MADRID SE INTEGRÓ EN LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES, INFLUYENDO NOTABLEMENTE A LOS MIEMBROS DE LA DENOMINADA GENERACIÓN DEL 27.EN EL AÑO 1916 EL POETA ANDALUZ CONTRAJO MATRIMONIO CON LA CATALANA ZENOBIA CAMPRUBÍ, SU GRAN COMPAÑERA QUE LE AYUDÓ EN SUS MÚLTIPLES MOMENTOS DE DESEQUILIBRIO EMOCIONAL.SIMPATIZANTE CON LAS IDEAS REPUBLICANAS, AL COMENZAR LA GUERRA CIVIL ABANDONÓ ESPAÑA PARA RESIDIR EN LOS ESTADOS UNIDOS, EN DONDE IMPARTIÓ CLASES EN LA UNIVERSIDAD DE MARYLAND.CON POSTERIORIDAD SE ESTABLECIÓ EN CUBA Y MÁS TARDE EN PUERTO RICO, EN DONDE ESCRIBIÓ TÍTULOS COMO "LA ESTACIÓN TOTAL" (1946), "ROMANCES DE CORAL GABLES" (1948) Y "ANIMAL DE FONDO" (1949).JUAN RAMÓN JIMÉNEZ FALLECIÓ A LOS 76 AÑOS DE EDAD EN PUERTO RICO EL 29 DE MAYO DE 1958. DOS AÑOS ANTES HABÍA RECIBIDO EL PREMIO NOBEL Y HABÍA FALLECIDO SU QUERIDA ESPOSA ZENOBIA.EN LA EVOLUCIÓN DE SU ESTILO SE DIFERENCIA DOS GRANDES ETAPAS. UNA PRIMERA, INFLUENCIADA POR RUBEN DARÍO Y LOS SIMBOLISTAS FRANCESES, QUE ESTÁ MARCADA POR EL MODERNISMO Y EL ORNAMENTO LÉXICO DESARROLLADO EN LA ESCRITURA DE LIBROS COMO "RIMAS" (1902), "ARIAS TRISTES" (1903), "JARDINES LEJANOS" (1905), "OLVIDANZAS" (1906), "BALADAS DE PRIMAVERA" (1910) O "SONETOS ESPIRITUALES" (1914).EN SU SEGUNDA ETAPA SE ALEJA DEL ARTIFICIO Y SU LIRISMO SE VUELVE MÁS PURO Y DESNUDO CON TÍTULOS COMO "DIARIO DE UN POETA RECIÉN CASADO" (1917), "ETERNIDADES" (1918), "PIEDRA Y CIELO" (1919), "UNIDAD" (1925), "SUCESIÓN" (1932), "PRESENTE" (1933), "CIEGO ANTE CIEGOS" (1933).EN PROSA POÉTICA ESCRIBIÓ SU FAMOSO "PLATERO Y YO" (1907-1914). 






                                                          
                                                                           
                                    

                                                                                                   


    


.                                                                  

                                             

domingo, 5 de abril de 2015

HOY, SOY YO

                                                           
                                                                         
                                                                                       



Hoy sentada sobre esta arena húmeda, a solas hablaré con mi corazón. 

Miraré hacia arriba, tocaré el cielo con mis manos. Despojaré de mi memoria de recuerdos escondidos en la sombra...

Hoy, cerraré con llave la puerta del olvido. No recordaré, ni confundiré mis apasionados desvíos, ni mi inseguridad ante la vida...

Hoy, soy yo. Ya no miro hacia atrás.... Mi presente es hoy. Sin ensueños, sin la necesidad ni la curiosidad de saber que acontecimientos vendrán...

Hoy, no pido más, no pongo resistencia a la sencillez de vivir, ni a la de la alegría vivida.

Hoy, miro este mar solitario, sereno... ¿Estoy serena? Creo que si...




Hoy, simplemente, se que siento... Que vivo y puedo oír el sonido del mar...