Google+ Followers

Mostrando entradas con la etiqueta luz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta luz. Mostrar todas las entradas

lunes, 11 de abril de 2016

ABRIL LAS AGUAS MIL







Es abril, pero el cielo parece que lo ha olvidado. En este mes caprichoso, inestable, que a veces amanece con un sol radiante y otro lluvioso un día si otro no. Tras la ventana, allá fuera, un cielo gris, con nubes bajas, gigantes,  amenaza con dejar su huella.

Difícil, comprender esta maravillosa manifestación de la naturaleza, de éste cielo gris, a veces lleno de luz, de oscuridad, de nubes en estado gaseoso, que pronto se convertirá como por arte de magia en lluvias densas, filtrando la tierra e inundando calles, plazas y avenidas.


                                                            

   
Intentando acallar mi mente, pero no mi sentir... En ésta tarde elevo mi alma, dejándome llevar de la mano, de este sensible poeta, que me guía por veredas y senderos.., donde se divisa:

“un prado verde, y un encinar se esfumina, 
y una sierra gris se pierde”...


Y así, aspirando aromas de la madre tierra me voy sumergiendo en ésta maravillosa poesía de Antonio Machado Campos de Castilla:

                                                                     
                                                                Son de abril las aguas mil. 

 “En una nube lejana,
zigzaguea
una centella amarilla.
La lluvia da en la ventana
y el cristal repiqueteo.

A través de la neblina
que forma la lluvia fina,
se divisa un prado verde,
y un encinar se esfumina,
y una sierra gris se pierde.

Los hilos del aguacero
sesgan las nacientes frondas,
y agitan las turbias ondas
en el remanso del Duero.

Lloviendo está en los habares
y en las pardas sementeras;
hay sol en los encinares,
charcos por las carreteras.

Lluvia y sol. Ya se oscurece 
el campo ya se ilumina;
allí un cerro desparece,
allá surge una colina

Ya son claros, ya sombríos
los dispersos caseríos,
los lejanos torreones.

Hacia la sierra plomiza
van rodando en pelotones
                                                                                   nubes de guata y ceniza.”





Antonio Machado Ruiz (Sevilla, 26 de julio de 1875 - Colliure, 22 de febrero de 1939) fue un poeta español, el más joven representante de la Generación del 98. Se formó en la Institución Libre de Enseñanza y en otros institutos madrileños. En 1899, durante un primer viaje a París, trabajó en la editorial Garnier De vuelta a España frecuentó los ambientes literarios, donde conoció a J. R. Jiménez, R. del Valle-Inclán y M. de Unamuno

Allí conoció a Leonor Izquierdo, joven de 17 años con quien se casó en 1909. De Soria el joven matrimonio pasó a París donde Machado asistió a las clases del filósofo francés Henri Bergson.En julio de 1911 tuvieron que regresar a Soria por la enfermedad de Leonor. 

En 1912 la muerte de su esposa provoco una crisis profunda en el poeta, el cual decidió abandonar Soria. Este hecho le afecta profundamente. Pide el traslado a Baeza, donde continúa impartiendo francés entre 1912 y 1919, posteriormente se traslada a Segovia .En los años sucesivos vive en Segovia y Madrid, donde le nombran en 1927 miembro de la Real Academia Española, aunque nunca llegó a tomar posesión de su sillón.

En la evolución poética de Antonio Machado destacan tres aspectos: el entorno intelectual de sus primeros años, marcado primero por la figura de su padre, estudioso del folclore andaluz, y después por el espíritu de la Institución Libre de Enseñanza; la influencia de sus lecturas, de Bergson y Unamuno; y, en tercer lugar, su reflexión sobre la España de su tiempo.

En 1936, padece de arteriosclerosis, y ha perdido casi la vista. De talante izquierdista y defensor de la república se ve obligado a abandonar Madrid tras la Guerra Civil, primero a Valencia para más tarde vivir como exiliado en Colliure, Francia, donde muere el 22 de febrero de 1939
                        
Obra de Machado: Obras

Poesía

1903 — Soledades: poesías
1907 — Soledades, galerías, otros poemas
1912 — Campos de Castilla
1917 — Páginas escogidas
1917 — Poesías completas
1917 — Poemas
1918 — Soledades y otras poesías
1919 — Soledades, galerías y otros poemas
1924 — Nuevas canciones
1928 — Poesías completas (1899-1925)
1933 — Poesías completas (1899-1930)
1933 — La tierra de Alvargonzález
1933 — Poesías completas
1936 — Juan de Mairena (sentencias, donaires, apuntes y recuerdos de un profesor apócrifo)
1937 — La guerra (1936-1937)
1937 — Madrid: baluarte de nuestra guerra de independencia
1938 — La tierra de Alvargonzález y Canciones del Alto Duero

Teatro

1926 — Desdichas de la fortuna o Julianillo Valcárcel
1927 — Juan de Maraña
1928 — Las adelfas
1929 — La Lola se va a los puertos
1931 — La prima Fernanda
1932 — La duquesa de Benamejí





sábado, 29 de agosto de 2015

LA PACIENCIA TODO LO ALCANZA...





En esta época estival de vacaciones todo se masifica, las colas en museos, restaurantes, aeropuertos se hacen interminables; en este tiempo de espera (tiempo perdido), he procuro siempre llenarlo con la lectura de algún libro.

Cuando el ruido es ensordecedor imposible de concentrarme en la lectura. Cierro el libro y me dedico a observar a todas esas personas que esperan al igual que yo: personas con rostros, cansados, estresados, algunos con caras de fastidios por tener que está esperando. (Pensaran que tienen mil cosas que hacer). Los observo, muy pocos están con  rostros alegres.

Quizás no sepan o no quieran saber que con solo regalar una sonrisa, en estos momentos de hastíos nos puede hacer la vida muchísimo más agradable. Al mirar sus caras no puedo evitar preguntarme: ¿cuántas personas imposible de enumerar han pasado y seguirán pasando a lo largo de nuestra vida? perdemos la cuenta: En nuestros pensamientos y recuerdos sus caras, sus nombres ya no existen; lo hemos olvidado, solo se quedaran, o se han quedado; aquellas que dejan su huella en nuestro corazón.

Basta unos instantes, una porción brevísima de tiempo, lo suficiente, para que su recuerdo se quede anclado,en nuestra memoria. Con solo unas palabras, amables hacia nosotros, una mirada, una sonrisa podemos llegar a entregarles la llave de nuestra alma... A veces, la vida es benevolente con nosotros, llegamos a conocerlas, pudiendo disfrutarla durante algunos momentos, días, incluso años.

Esas personas, seres maravillosos brillan, tienen luz propia. Dejan a cada paso de ellas su estela de luz iluminando a las personas que tenemos la suerte de conocerlas o haberlas conocido. Son luchadoras, valientes, optimistas, nos hacen ver lo mejor de la vida.
Poseen además, una de las virtudes que más admiro en las personas “la paciencia” con su testimonio de vida a pesar de los avatares de la vida, nunca perdieron su sonrisa ni la paciencia; sobrellevan todo sin amargura, aceptando lo que en esta vida les ha tocado vivir: la enfermedad, ó ese accidente que nunca debió de ocurrir impidiéndole caminar.

Y en todos esos momentos, de incertidumbre, de inquietud, de impaciencia... Cuando ese problema que me preocupa, insolucionable deseando convertirlo en solucionable, ante esas situaciones en las que es difícil controlar y que la ira me quite mi paz interior. Pienso en ellas. Gracias a vuestro ejemplo de vida, ser paciente incluso en las situaciones más adversas...
Mi paciencia se ha hecho más paciente. Recordando, a Santa Teresa, calladamente musito Nada te turbe” “La paciencia todo lo alcanza”.

Cada día, sigo pidiendo e implorando al Creador, que me ayude a ponerla en práctica tantas veces como sea necesario.



Imagen de la red

Hermosa oración en verso llena de sabias palabras que escribió Santa Teresa de Jesús. En ellas encierra la clave para conseguir la felicidad y paz interior que tanto necesitamos. 
                                                                                                  
                                                                                           Nada te turbe,
Nada te espante,
Todo se pasa,
Dios no se muda.
La paciencia
Todo lo alcanza;
Quien a Dios tiene
Nada le falta:
Sólo Dios basta.
Eleva el pensamiento,
Al cielo sube,
Por nada te acongojes,
Nada te turbe.
A Jesucristo sigue
Con pecho grande,
Y, venga lo que venga,
Nada te espante.
¿Ves la gloria del mundo
Es gloria vana;
Nada tiene de estable,
Todo se pasa.
Aspira a lo celeste,
Que siempre dura;
Fiel y rico en promesas,
Dios no se muda.
Ámala cual merece
Bondad inmensa;
Pero no hay amor fino
Sin la paciencia.
Confianza y fe viva
Mantenga el alma,
Que quien cree y espera
Todo lo alcanza.
Del infierno acosado
Aunque se viere,
Burlará sus furores
Quien a Dios tiene.
Vénganle desamparos,
Cruces, desgracias;
Siendo Dios su tesoro,
Nada le falta.
Id, pues, bienes del mundo;
Id, dichas vanas;
Aunque todo lo pierda,
Sólo Dios basta



martes, 7 de julio de 2015

LOS FAROS DE MI VIDA...


                                                                           



Imagen de la red
                                          

Cuando contemplamos los destellos de los faros todos sabemos que son mucho más que señales de luz que  sirven como puntos de referencia para los que los navegantes lleguen a buen puerto. Pero cuando se es pequeña y se espera con ilusión la venida de los Reyes Magos...Todo, todo,  se intensifica y aquella noche no podía ser menos...

Mi primer contacto  con los faros comenzó en mi infancia: una  víspera de Reyes en un pueblo costero de Andalucía. Aquella noche, su famoso faro, el más alto de toda España, tercero de Europa y quinto del mundo, bañaba de luz, aquel cinco de Enero.


–Mamá, ¿ese reflejo que ilumina nuestra casa que es?
-¿Qué reflejo mi niña?
-Aquel que ilumina los tejados, y el gallinero de las gallinas.
-Ah, ¿te refieres a esa luz blanca que va dando vueltas?
-Sí, sí, ¡esa, esa luz tan bonita!

Que podía contestar una mamá, a su hija de seis años en una noche mágica como aquella noche, donde la ilusión, el anhelo, la esperanza y los sueños se quieren  hacer presentes. Sin vacilar, ni dudar  cogiéndome en brazos llenándome de arrumacos, me contesto:

–Es la estrella de Oriente la que guía a los Reyes Magos. La misma que les guiará hasta nuestra casa y  a la de todos los niños que han sido buenos como tú.



Así, comenzaba la fascinación que he sentido siempre, a lo largo de mi vida, al contemplar los faros: su hermosa luz blanca y clara sobre las bravas y  oscuras aguas del mar... Recordando la inocencia de aquella niña... En esta noche, sin luna, de nuevo en este pueblo marinero al mirar la luz del faro de Chipiona, la luz que guía a navegantes y marineros, no puedo dejar de pensar en aquella noche...

                                                              

Han pasado los años y  sigue latente en mí la misma fascinación de entonces. Algunos de ellos están en lugares que jamás podré olvidar. Son lugares mágicos, de indudable belleza. Como el hermoso faro que mira el mar de Finisterre, por su carga simbólica, guardo un  grato recuerdo de el. 


                                                                     
Lo descubrí el 23 de Agosto del 2010: en una mañana lluviosa y con niebla, salí de Santiago, decidida a visitar uno de los litorales más traicioneros del mundo."Costa da Morte " final del camino de Santiago quería cumplir con el “ritual” con la tradición de los antiguos peregrinos.
                                                                                                                    





 
         
                                                                  
Cuando creer que lo has visto todo que es imposible que una tierra te sorprenda… Llegas al kilómetro O donde todo acaba... 
                                                    



A este hermosísimo lugar, continúan llegando peregrinos compostelanos de medio mundo. Aquí en Finisterre (A Coruña) frente al Océano, se realiza una purificación espiritual. Se queman las ropas  con la que hicieron el camino.


                                                                 

Este acto simboliza deshacerte de todo lo que tu alma no necesita “limpiarse” iniciar así una nueva etapa de tu vida…



Pasé al lado de unos peregrinos y vi, unas botas quemándose al lado de una cruz de piedra.Pronto yo haría lo mismo con las ropas que me acompañaron en el camino...  



                                                                          
Seguí caminando hasta el faro. Las horas van pasando. El sol se está poniendo... Bajo, por unas rocas. En silencio absoluto, sin más compañía  que el sonido de las olas enfurecidas, que rompen con ímpetu contra las inmensas rocas empiezo mi “ritual”.

                                                              

Un ritual que desde la edad media aún se sigue haciendo. Al contemplar el fuego quemando mis ropas, me entró una extraña sensación... Frente la inmensidad de este tempestuoso Atlántico, fue uno de los momentos de mi vida en los que más pequeña me he sentido...


Sentada en una roca contemple el mar. Solamente mar... Cementerio de naves y hombres, leyendas de ciudades sepultadas en la antigüedad, decenas de catástrofes marinas...


Ante estas vistas espectaculares fui dejando pasar el tiempo... En este sitio mágico, cerré una etapa de mi vida para comenzar otra...  
                                                               



A los pies del faro,observo, medito,el simbolismo de su luz que guía. Intento descubrir la luz, que me guíe... Mi luz interior...Ojala que esta luz que empiezo a divisar me lleve a buen puerto...



España tiene 187 faros que iluminan, cada noche, la costa española. Afortunada, me siento porque 11 están situados en esta costa gaditana: Bonanza-Sanlúcar, Chipiona, Rota, Castillo de San Sebastián en Cádiz, Cabo Roche en Conil, Trafalgar en Barbate, Barbate, Camarinal en Tarifa, el propio de Tarifa, Punta Carnero en Algeciras y Punta Carbonera en San Roque. Es una suerte tenerlos tan cerca poder visitarlos, seguir contemplando su luz misteriosa que nunca se apaga...



Cada uno tiene diferente frecuencia de emisión de la luz, de tal forma, que los navegantes pueden guiarse consultando una determinada guía de faros e incluso determinando que faro están viendo. Los distintos tipos de luces empleados para ayudar a la navegación son los siguientes:

"Luz fija.
Luz giratoria lenta que gradualmente alcanza plena visibilidad y desaparece gradualmente. Luz de destellos que a intervalos de segundos aparece y desaparece repentinamente.
Luz de color roja o verde. Luz intermitente que a intervalos fijos se enciende y apaga rápidamente
Luz intermitente de intervalos desiguales; por ejemplo, fija dos segundos, apagada cinco, fija dos, apagada dos y de nuevo fija dos como al principio y así sucesivamente.
Luz de destellos agrupados, en que dos o más destellos van seguidos de varios segundos de ocultación.
Luces fijas que iluminan todo el horizonte, pero de efectos giratorios o intermitentes en ciertas zonas por interposición de pantallas.
Luz de destellos intermitentes en que una sucesión de destellos rápidos va seguida de un intervalo de ocultación."






jueves, 6 de marzo de 2014

HOY EN EL JARDÍN



 

Hoy en el jardín, después de la lluvia las hojas de la buganvilla enredándose con el  jazmín, brillan a la luz del sol. Es invierno, pero mi pequeño jardín es un canto a la vida...



Los brotes nuevos del rosal


El plumbago

El romero 
  

 El espliego 

                                                                                   

Laten  de nuevo deseosos de abrirse  a la vida...Refugiada en la energía que desprende la naturaleza, mi corazón late despertándose  hacia la primavera...Una primavera con olor a sal y cantos de  gaviotas...

La cercanía del mar  me enreda entre caracolas... Pensamientos, deseos, emociones...
Y sin saber ni cómo ni por qué los pensamientos afloran, preguntando preguntas difíciles de contestar...



Si no tuviera emociones, deseos, esperanza... ¿Cómo sería mi vida...? Sería como la de esas personas que van por el mundo, dejando tristemente que su cerebro empuje su vida...
Sería demasiado triste... A veces la mente llega a un punto...Luego hay que seguir... Sumergirse en otras aguas, zambullirse  y  seguir buscando...




Entre las chefleras un pequeño gorrión me observa y calla... 
Como yo espera un nuevo día...