Google+ Followers

viernes, 14 de febrero de 2014

¿ QUE ES EL AMOR...?



Dicen: “Que el amor es la quintaesencia del noble arte de vivir”. Quien lo dijo sabía bien lo que decía... De todas las emociones que podemos sentir a lo largo de nuestra vida el amor es el más beneficioso. Para la persona que lo siente y el que lo recibe.



                                       El beso-Gustav Klimt (eichische Galerie, Belvedere, Viena)      
                                        
Y yo pregunto: ¿Quién es el primer beneficiario del amor...? ¿Por qué nos resulta tan difícil engendra un amor incondicionalmente...? ¿Amamos esperando que corresponda a nuestro amor...? Encontrar las respuestas, es empezar amar... Vivimos en una sociedad donde damos esperando recibir...

El amor entre un hombre y mujer aparece cuando menos te lo esperas. Está danzando en el aire... Entra en nuestras vidas sutilmente, como la brisa... Se siente pero no se ve. Si se viera estaríamos atentos pero llega y ¡zas, te enamoras!

Es lo  más preciado que podemos tener en nuestras vidas. Todos tenemos la capacidad de amar, aunque algunos la desarrollan más que otros.
Otras personas sin embargo no expresan sus emociones de manera habitual, nunca logran expresar sus sentimientos ni siquiera en los momentos en que expresarlas sería la mejor decisión. Se siente limitados, quizás por alguna triste experiencia en su pasado, controlando este hermoso sentimiento.

Viniste a mí,sin  buscarte. 
Nada pedía y te encontré...
No cierres la puerta que el amor te llama¿Me llama...?
 !No quiero amor que luego se acaba...!

                                  
               Psique reanimada por el beso del amor.Antonio Canova (Museo del Louvre.  
        
Conjugar el verbo amar no es difícil, simplemente hay que saber ponerlo en práctica... 
Saber amar, y amar incondicionalmente es un verdadero beneficio para el que lo experimenta. Nos hace sentir en paz, tranquilo, libres, seguros...El verdadero amor no sabe de exigencias, imposiciones, reproches, resentimientos, no es posesivo, está libre de cadenas, no se extingue...El amor siempre está ahí para todas las personas que saben amar...
¡Amar y que nos amen es alcanzar las estrellas!

Leer este  hermoso poema de este gran poeta mexicano,Amado Nervo quizás nos haga reflexionar sobre este puro sentimiento llamado amor... 

                                                        
                                                                 Llénalo de amor

Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.
Adolescente, joven, viejo:
siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor.
En cuanto sepas que tienes delante de ti un tiempo baldío, ve a buscar amor.
No pienses: 'Sufriré'.
No pienses: 'Me engañarán'.
No pienses: 'Dudaré'.
Ve, simplemente, diáfanamente, regocijadamente, en busca del amor.
¿Qué índole de amor?
No importa.
Todo amor está lleno de excelencia y de nobleza.
Ama como puedas, ama a quien puedas, ama todo lo que puedas...
Pero ama siempre.
No te preocupes de la finalidad del amor. Él lleva en sí mismo su finalidad.
No te juzgues incompleto porque no responden a tus ternuras; el amor lleva en sí su propia plenitud.
¡Siempre que haya un hueco en tu vida, llénalo de amor!















domingo, 9 de febrero de 2014

INVIERNO




                                                                           

   

En esta época de nieve, lluvia, frío... Todo se detiene... En ésta estación invernal, aquí en mi hogar en éste remanso de paz y sosiego. 

Al caer la tarde a través de los cristales, observo como pían algunos pájaros. Intentan cobijarse  en las ramas de los árboles, desvestidos, de sus hojas, que volaron, al compás  del viento...Ellos al igual que yo, esperan un nuevo día... 
                                                                                 

                                         
A lo lejos en un cielo plomizo el sol, ofreciéndome los últimos destellos de su luz...
                                                                            


                                               
El día va deshaciéndose... En una caricia tan suave que apenas roza mi piel... En esta tarde de quietud, la poesía  de Antonio Machado  me aviva, me despierta...
En este invierno mio, su invierno... Vuelve a estar presente. Uniéndonos en sensaciones... Con la misma intensidad de aquel tiempo ya vivido...

                                                                              Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados,
sobre los campos, llueve.
Pintaron de gris el cielo
y el suelo se fue abrigando con hojas,
se fue vistiendo de otoño.
La tarde que se adormece
parece un niño que el viento mece
con su balada en otoño.
Una balada en otoño,
un canto triste de melancolía,
que nace al morir el día.
Una balada en otoño,
a veces como un murmullo,
y a veces como un lamento
y a veces viento.
Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados
sobre los campos, llueve.
Te podría contar
que esta quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo.
Si tú fueras capaz
de ver los ojos tristes de una lámpara y hablar
con esa porcelana que descubrí ayer
y que por un momento se ha vuelto mujer.
Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados…
Entonces, olvidando
mi mañana y tu pasado
volverías a mi lado.
Se va la tarde y me deja
la queja
que mañana será vieja,

 de una balada en otoño.

Es invierno llueve  y hace frío... ¡Cuántas sensaciones... Amo está estación  llena de contrastes!