martes, 5 de agosto de 2014

EN LA GUERRA SIEMPRE SE PIERDE...





Cuando comencé a escribir este blog hace poco más de un año tenia clarísimo que siempre escribiría  sobre lo que mi corazón me dictara o hacia donde él me llevara. Hoy ante imágenes como esta, que circula en los medios, necesito compartir lo que en estos instantes siento.                                      
                                                                             
                                                                                   
                                    Foto de una niña en Gaza, tapándole los ojos a su muñeca para que no vea el horror que esta contemplando                                                                                                                                                                          

¿Cómo ser indiferente ante las cosas que suceden a tu alrededor?  El dolor de los demás no nos puede dejar indiferentes !Qué semanas más tristes y violentas se están viviendo! Pueblos que deberían vivir como hermanos, matándose los unos a los otros.

Cuando escuchamos las noticias o vemos imágenes de  la encarnizada lucha de Israel y Palestina incomprensible para nosotros, llena de radicalismos y fanatismos, terrorismo y muerte, sufrimiento y desesperación, la impotencia y el  desgarro que nos produce, nos hiela el corazón y el alma...

La guerra ha acompañado a la historia de la Humanidad desde  siempre. Antes se pensaba que eran necesarias para obtener ciertas cosas; hoy, nos preguntamos,  una guerra,  ¿para qué?

En la guerra no hay ni vencedores ni vencidos. En la guerra siempre se pierde... Parece ajeno y distante lo que sucede en Oriente, pero conocer la historia del conflicto, la agresión de Israel contra los palestinos,  no nos puede resultar indiferente... Me impresiona y me duele cuando leo la opinión en ciertos medios a favor o en contra de palestinos o judíos, en lugar de declararse en contra de la guerra. Tendría que estar prohibido quedarse indiferente ante la tragedia, ante el dolor ajeno...

Siento un inmenso dolor: ante la violencia, ante la injusticia, ante la discriminación, ante la impunidad, ante el mal trato hacia las de personas... Y puedo seguir mucho más...  Pero los niños que tanto me duelen, son los que menos aún tendrían que vivir este sufrimiento... No puedo, ni debo, ni quiero ser indiferente ante atrocidades como estás...                                               
                                                       
                                                             
   
                  Imagen de la red.

Y ante tanto dolor... Recemos, contribuyamos con nuestra oración a que todos los pueblos de la tierra progresen, en la justicia y la concordia, libres de la pobreza, de la violencia y de la guerra.

"Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios".(Mt 5,9). 
Rezo, y rezaré llenando mi corazón con oraciones que me llevan al lado del que más sufre...


                                                               
                                                     
"La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.
¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más la guerra! que destruye la vida de los inocentes, que deja tras de sí un rastro de rencores y odio, y hace más difícil la solución de los problemas que la provocaron "Juan Pablo II

Y es que el Papa Wojtyla  vivió en su propia carne los horrores de la guerra. «Yo sobreviví a la Segunda Guerra Mundial y por ello debo decir nunca más a la guerra», proclamaba justo antes de iniciarse la guerra de Irak. Por convencimiento y por experiencia, Juan Pablo fue el Papa de la paz. 


                                                                             

                                                    

martes, 29 de julio de 2014

NUESTRAS MIRADAS SE ALZARAN AL CIELO...




Llegan las vacaciones de verano y los momentos de relax... Es tiempo de un merecido descanso. Algunos elegirán el monte, el mar  como plan vacacional o quizás optarán por conocer nuevos lugares o sencillamente, decidirán estar en su mismo lugar de residencia, disfrutando de esas pequeñas cosas que siempre nos hace sentirnos bien y feliz... Pero seguro, que estemos donde estemos, nuestras miradas se alzaran al cielo. 

En esta época estival ¿quién no ha tenido la experiencia, y el placer al mismo tiempo, de contemplar el cielo una noche de verano?. En este tiempo podemos admirar, uno de los espectáculos más hermosos que nos brinda la naturaleza. Es la contemplación del cielo estrellado.

La “lluvia de meteoros” es muy popular en el Hemisferio Norte debido a que transcurre durante el verano. Se conoce con el nombre de “Lágrimas de San Lorenzo” cientos de estrellas brillantes, miles de puntos luminosos que parecen engañosamente cercanos en el fondo oscuro del firmamento.

                                                                          

                       Uno de mis cuadros favoritos del pintor Vincent Van Gogh "Noche estrellada sobre el Ródano"
                                                                             Arlés, Septiembre de 1888.



Las “Perseidas” (Lágrimas de San Lorenzo) es una lluvia de meteoritos de actividad alta (100 meteoros/hora). Tiene lugar cada año entre el 16 de Julio y el 24 de Agosto, alcanzando el máximo de intensidad durante de las noches del 11, 12 y 13 de Agosto.
El 10 de Agosto es el día de este santo, de tal manera que se asoció con las lágrimas que vertió San Lorenzo al ser quemado en la hoguera.

                                                                            

                     Una noche de verano con un hermoso cielo estrellado inspiró a este gran pintor del impresionismo
                                     El holandés Vincent Van Gogh a crear "Terraza de café por la noche (1888)".


Es también la mejor época para contemplar entre las estrellas, una extensa y espectacular franja blanquecina de apariencia nubosa que cruza el cielo de noroeste a suroeste: es la Vía Láctea ó Camino de Santiago. 

                                                           
                                                              





Según dice la tradición, un reguero de estrellas ayudo a localizar la tumba de Santiago, fue en el siglo XII cuando quedó fijada la asociación entre la Via Láctea y el Camino de Santiago. El Apóstol se le apareció a Carlomagno señalándole la Via Láctea como guía para llegar hasta Compostela. Santiago le aclara:

"El camino de estrellas que viste en el cielo significa que desde estas tierras hasta Galicia has de ir con un gran ejército a combatir a las pérfidas gentes paganas, y a liberar mi camino y mi tierra, y a visitar mi basílica y sarcófago. Y después de ti irán allí peregrinando todos los pueblos, de mar a mar, pidiendo el perdón de sus pecados y pregonando las alabanzas del Señor, sus virtudes y las maravillas que obró" (Codex Calixtinus, folio 162).

Es un espectáculo magnífico, quizá el único al que han asistido todos los seres humanos desde el principio de los tiempos.


Contemplar el cielo es uno de mis pasatiempos favoritos; de niña me fascinaba y hoy en día me siguen maravillando y más en las noches estrelladas. Siempre que puedo me escapo a un lugar cerca del mar.  
Donde vivo no hay contaminación lumínica y es maravilloso poder contemplarloY os puedo asegurar que siempre, Morfeo me acoge en su brazos  mirando las estrellas...

Cuando alzo la vista y miro este bello espectáculo en el silencio de la noche mi corazón late en armonía... mi mente se relaja... al compás del Universo... sintiendo en todo mi ser miles de sensaciones y así en este estado de paz interior, recuerdo con cariño este pequeño cuento que dice tantas cosas... me hace pensar...


                             
                
                                      Erase una vez un universo oscuro

Erase una vez un universo oscuro, un universo negro, un universo helado y matemático.
No se sabe por qué, dos estrellas se miraron y se enamoraron. Tan grande y hermoso fue su amor que dejaron de describir infalibles órbitas elípticas para dibujarse tiernos corazones entrelazados.

Se querían tanto…, pero la distancia era grande, y no podían acariciarse ni besarse. ¡Si por un solo instante pudieran estar juntas! Pero eso estaba prohibido en un universo oscuro, en un universo negro, en un universo helado y matemático.

Aun así no se resignaron a vivir separadas, alejadas por un denso y silencioso vacío; así que decidieron quebrantar la eterna ley del perfecto y ordenado universo. Con un cómplice guiño se salieron de sus órbitas convirtiéndose en dos estrellas fugaces, dirigiéndose a un mismo destino a la velocidad del deseo y el cariño

Tan solo querían besarse; sabían que ése sería su primer y último beso, pero a pesar de ello continuaron vertiginosas su sendero suicida…, hasta que se encontraron, fundiéndose en un luminoso y bello abrazo de amor y de muerte. Fue el precio tuvieron que pagar por quererse en un universo oscuro, en un universo negro, en un universo helado y matemático.

Ellas fueron las primeras, pero si alguna noche de verano, mirando el cielo, ves una estrella fugaz, piensa que en algún lugar hay otra, que están enamoradas, y que aunque vivamos en un universo oscuro, en un universo negro, en un universo helado y matemático, lograrán encontrarse se besarán por un instante nada más y desaparecerán entre destellos de amor y ternura.


                                                                             

jueves, 6 de marzo de 2014

HOY EN EL JARDÍN





Hoy en el jardín, después de la lluvia las hojas de la buganvilla enredándose con el  jazmín, brillan a la luz del sol. Es invierno, pero mi pequeño jardín es un canto a la vida...



Los brotes nuevos del rosal


El plumbago

El romero 
  

 El espliego 

                                                                                 

Laten  de nuevo deseosos de abrirse  a la vida... Refugiada en la energía que desprende la naturaleza, mi corazón late despertándose  hacia la primavera... Una primavera con olor a sal y cantos de  gaviotas...
La cercanía del mar me enreda entre caracolas, pensamientos, deseos, emociones...
Y sin saber ni cómo ni por qué los pensamientos afloran, preguntando preguntas difíciles de contestar...



Si no tuviera emociones, deseos, esperanza... ¿Cómo sería mi vida...? Sería como la de esas personas que van por el mundo, dejando tristemente que su cerebro empuje su vida...
Sería demasiado triste, a veces la mente llega a un punto... Luego hay que seguir... Sumergirse en otras aguas, zambullirse  y  seguir buscando...




Entre las chefleras un pequeño gorrión me observa y calla...
Como yo espera un nuevo día...

                             
                              
                                                 


domingo, 5 de enero de 2014

EN ESTA NOCHE MÁGICA DE REYES MAGOS...


                                                           
                                                                             
                                                           


En esta noche mágica de Reyes Magos donde mi infancia se hace presente  este corazón de niña. Quiere llenar de nuevo las zapatillas de deseos...   


   Queridos Reyes Magos: hace muchos años que deje de escribiros, pensaba que los deseos,  aún sin pedirlos  se cumplirían... Hoy en esta noche de esperanza  de sueños... Donde todo es posible...Recordando esa infancia  ya lejana... En esta noche mágica... La niña de ayer, pide con la misma ilusión y entusiasmo de entonces: 

Seguir compartiendo junto a mi familia, seres queridos y amigos, el cariño  y el amor que nos une.
Deseo paz, trabajo, menos dolor  para todas las persona que comparten este mundo mío llamado tierra.
Tener salud para  compartir mi vida con todas las personas sin las cual no soy nada... 
Deseo comprensión, para que podamos seguir viviendo en paz  y tolerancia con respeto unos a otros.
Merchor, Gaspar y Baltasar. Ayúdanos a todas las personas de buena voluntad  hacer un mundo mejor... Sentir el suficiente amor para poder compartir con todas las personas  que están y estarán en  nuestro día a día... 
Si he sido lo suficiente buena... Espero  poder merecerlos.

                                   
                                                                                   


Nacido Jesús en Belén de Judea, en tiempo del rey Herodes, unos magos que venían del Oriente se presentaron en Jerusalén, diciendo: «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle.» AL oír esto, el rey Herodes se sobresaltó y con él toda Jerusalén.
 Convocó a todos los sumos sacerdotes y escribas del pueblo, y por ellos se estuvo informando del lugar donde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: «En Belén de Judea, porque así está escrito por medio del profeta: Y tú, Belén, tierra de Judá, no eres, no, la menor entre los principales clanes de Judá; porque de ti saldrá un caudillo que apacentará a mi pueblo Israel.
Entonces Herodes llamó aparte a los magos y por sus datos precisó el tiempo de la aparición de la estrella. Después, enviándolos a Belén, les dijo: Id e indagad cuidadosamente sobre ese niño; y cuando le encontréis, comunicádmelo, para ir también yo a adorarle.
 Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y he aquí que la estrella que habían visto en el Oriente iba delante de ellos, hasta que llegó y se detuvo encima del lugar donde estaba el niño.
 Al ver la estrella se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa; vieron al niño con María su madre y, postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y le ofrecieron dones de oro, incienso y mirra.
 Y, avisados en sueños que no volvieran donde Herodes, se retiraron a su país por otro camino.(Mt 2,1-12)  






                                                       

                                                       













                                                              
                                              
                                               

                                                                 
                                     
   
                                   


jueves, 26 de diciembre de 2013

AUSENCIA DE ALEGRÍA



                                                     
En estas fechas Navideñas donde todo te invita a la alegría, al mirarse ésta mañana en el espejo comprobó con curiosidad y al mismo tiempo asombro como su pelo dorado empezaba a tener un color plateado.
 Nunca le había dado importancia a su físico aunque era coqueta y le gustaba cuidarse, estaba contenta en su cuerpo; un cuerpo ágil y esbelto gracias a sus largas caminatas. 
 Al contemplarla en el espejo su piel tersa y suave, observó unas finas líneas alrededor de sus ojos, su vista cansada no le impidió ver a través de sus pupilas claras.
 Quiso buscar ese brillo que siempre habían tenido, queriendo encontrar en  ellos la alegría e inocencia que siempre les había acompañado.
Lo que vio en ellos no le gustó demasiado, quizás habían llorado demasiado y eso empezaba hacer huella.
Pasó sus largas manos por su frente, apartó un mechón de su largo pelo, deseaba no pensar.., seguir  adelante como siempre lo había hecho. Ella que siempre había sacado fuerza y coraje para enfrentarse a la vida que le había tocado vivir, hoy se sentía cansada y al mismo tiempo deseaba ser aquella que siempre decía “Mañana lo pensaré”  ser como el río que fluye siguiendo su propio curso...
 Estaba aprendiendo a "no esperar nada lo que venga bien recibido será" a "sonreír aunque duela" que "vivir es aprender" que "soñar es gratis". Su optimismo de otros tiempos quería  recuperar...
Se preguntó: ¿Será depresión….? No, más bien ausencia de alegría...                           
                                                                             
                                                                                               
Para aquellas personas que se encuentra solas, en hospitales, lejos de sus casas de sus familias, en países lejanos... Para aquel que está solo, la tristeza y melancolía puede llamar a su puerta metiéndose en lo más hondo de su alma, todas las amarguras de la vida. Haciéndole recordar lo que tuvo y perdió, lo que pudo ser y no fue...
 Y en estos días de bullicios y fiestas. Las heridas del corazón se vuelven protagonistas...

                                                                                                                                                                                                                                                                                           
Imágenes de la red

jueves, 14 de noviembre de 2013

VOLÓ MUCHO MÁS ALLÁ...





Al contemplar el ir y venir de las gaviotas sobre el mar, no puedo evitar pensar en el Juan Sebastián Gaviota, que llevamos dentro. ¡Cuántos miedos!  Y  al mismo tiempo ¡cuántos deseos de liberarnos de ellos! Coger impulso, soltar cadenas,  zambullirnos en otros mares y volar, volar...


Somos  más fuertes de lo que pensamos  y capaces de alcanzar nuestras metas. Si estamos atentos, la vida siempre nos compensará  y  dará aquello que busquemos con deseos de cumplir nuestro objetivo en esta vida. La ley de la atracción siempre está de nuestra parte, si caminamos hacia donde el corazón nos lleve....


                                                          




La mayoría de las gaviotas no se molestan en aprender sino las normas de vuelo más elementales: como ir y volver entre playa y comida. Para la mayoría de las gaviotas, no es volar lo que importa,sino comer. Para esta gaviota, sin embargo, no era comer lo que le importaba, sino volar...                                               




                                                             
                                     




   


¿No hay límites, Juan?, pensó, y sonrió. Su carrera hacia el aprendizaje había empezado...


                                         

           

      
Juan Salvador Gaviota pasó el resto de sus días solo, pero voló mucho más allá de los Lejanos Acantilados. Su único pesar no era su soledad...Sino que las otras gaviotas se negasen, a creer en la gloria que les esperaba al volar; que se negasen a abrir sus ojos y a ver
                               

         

    
 Durante largo tiempo Juan se olvidó del mundo de donde había venido, ese lugar donde la Bandada vivía con los ojos bien cerrados al gozo de volar, empleando sus alas como medios para encontrar y luchar
                                             
                                           
                    
                                                                          
                                                                
-Veo que sigues aprendiendo, Juan -dijo. 
-Bueno, ¿qué pasará ahora? ¿A dónde iremos? ¿Es que no hay un lugar que sea como el cielo? 
-No, Juan, no hay tal lugar. El cielo no es un lugar, ni un tiempo. El cielo consiste en ser perfecto
                                                         
                                                            
                                               
       


Esteban Gaviota, tienes la libertad de ser tú mismo, tu verdadero ser, aquí y ahora, y no hay nada que te lo pueda impedir. Es la Ley de la Gran Gaviota.
-¿Estás diciendo que puedo volar?
                                             

                                                      
   

Baja y tranquila continuó la voz dentro de su pensamiento, exigiendo una contestación: 
-Pedro Pablo Gaviota, ¿quieres volar? 
-¡Si quiero!-
                                                    


  -Digo que eres libre. .-¡Pero si es verdad! ¡Soy una gaviota perfecta y sin limitaciones! -Y se estremeció de alegría. 
                                                                                               
Juan -dijo-, aprendiste tanto de una vez que no has tenido que pasar por mil vidas para llegar a esta. 
                                                                 

Y estas fueron las últimas palabras que pronunció-, sigue trabajando en el amor. ..


                                             
                                             
  




Richard Bach. Escritor estadounidense nacido en Oak Park, Illinois, el 23 de junio de 1936. Criado en California, se graduó allí como técnico aeronáutico, siendo además piloto de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos desde 1957 a 1962.  Bach fue un fanático del vuelo y los aviones, llegando a afirmar que, para él, la aviación se había convertido en una religión. Así, muchas de sus numerosas obras literarias tienen relación con este tema.

Obras
  • Ajeno a la Tierra (1963) Stranger to the Ground.
  • Biplano (1966) Biplane.
  • Nada es azar (1969) Nothing by Chance.
  • Juan Salvador Gaviota (1970) Jonathan Livingston Seagull.
  • El don de volar (1974) A Gift of Wings.
  • Ningún lugar está lejos (1976) There's No Such Place as Far Away.
  • Ilusiones (1977) Illusions: The Adventures of a Reluctant Messiah.
  • El puente hacia el infinito (1984) The Bridge Across Forever: A Love Story.
  • Uno (1988) One.
  • Al otro lado del tiempo (1993)
  • Alas para vivir (1995) Running from Safety.
  • Fuera de mi Mente (2000) Out of my Mind.
  • Crónicas de los hurones I. En el mar (2002)
  • Crónicas de los hurones II. En el aire (2002)
  • Crónicas de los hurones III. Con las musas (2003)
  • Crónicas de los hurones IV. En el rancho (2003)
  • Manual del Mesías: Recordatorios para el Alma Avanzada (2004) Messiah's Handbook: Reminders for the Advanced Soul.
Pero sin duda Juan Salvador Gaviota ha sido su mayor exito, siendo publicada en docenas de idiomas y es uno de los libros de ficción más vendidos del siglo XX.

La banda sonora de esta película es genial, bellísima