viernes, 27 de marzo de 2020

YO ME QUEDO EN CASA...


   








 “El miércoles 11 de marzo del 2020 el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Tedros Ghebreyesus, declaró la situación de COVID-19 como una pandemia global.” Este virus se transmite de persona a persona cuando se tiene contacto cercano con un enfermo.

 

Aquí en Andalucía el decreto aprobado por el Gobierno para limitar los movimientos de los ciudadanos y en toda España es efectivo. Básicamente nadie puede moverse salvo para ir al trabajo, volver a casa o buscar alimentos y medicinas.

Ahora en estos momentos en “estado de  alarma” que estamos viviendo aquí en España y en el resto del mundo, pienso en esta pequeña  conversación  que mantuve hace ya algún tiempo con una  amiga:

 

—¿No te aburres?

—No, le conteste.

—Pues, no entiendo... ¿Cómo puedes pasar aquí tanto tiempo, como si estuvieras enclaustrada,  y sola...?

—No me siento “enclaustrada, ni sola, como tú dices” estar sola no quiere decir  sentirse sola, Y te diré que sí, podemos, aislarnos, sin que haya la mínima realización de soledad... Amiga, yo disfruto de mi tiempo en soledad, donde  lo cotidiano se vuelve bello...

 —Si tú lo dices...

 

Ahora que estamos viviendo esta pandemia, a nivel mundial contemplo esta sociedad con su "soberbio delirio de omnipotencia y sufro por  la fragilidad humana,  ante  este caos que estamos viviendo...  


Y al mismo tiempo al escuchar las noticias, que nos llegan a través de los medios de comunicación por el Covid-19 experimentó una sensación de alivio y esperanza, al ver el esfuerzo, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el coronavirus, con su llamamiento a que todos los países cooperen y apoyen, a las personas y las comunidades más afectadas por la enfermedad.


También pienso en todas esas personas que viven aprisionadas por el estrés, siempre mirando el reloj, aceleradas, nerviosas, invadidas por las prisas la mayor parte de su día a día...

Me pregunto: ¿cómo gestionan este tiempo de inmovilidad activa?


Yo, humildemente les invito, ahora que está en juego nuestra propia supervivencia a “Pensar de cómo vivimos” algo que muchas veces se nos olvida. En estos momentos de aislamiento social...

“Vivir la vida y sentirla en quietud” atentos y consciente de su “aquí y ahora” uniendo nuestros  cinco sentidos proporcionando por ese raro placer de saborear el sentir de la vida en familia o bien en soledad, es un gran anhelo que todo ser humano debería experimentar, de modo que incluso el aislamiento nos puede enseñar a vivir este aislamiento con una serena placidez...




Pensar que la madre naturaleza nos habla... El medio ambiente y la atmósfera saturada, por tanta contaminación nos responde y nos invade con esta pandemia a nivel global, rompiendo esa cadena de equilibrio y armonía que nos regaló el Creador, para el gozo y disfrute nuestro.

                                                  





la fragilidad del planeta antes lleno de recursos naturales, por nuestra mala gestión la estamos destruyendo, y se está volviendo en contra nuestra...





 

                                                     
Ha llegado el momento de reflexionar:  Saber quién eres y quién no quieres ser...

¿Por qué vivimos en una sociedad acelerada por la falta de tiempo... Donde el  consumo y despilfarro, es nuestro dios, viviendo un frenesí, loco, por tener de todo, al precio que sea o como sea?.
Estamos acostumbrados a usar y tirar... Sin pensar en él cómo, puede repercutir nuestro comportamiento, a nivel individual y colectivo, ignorando, al que menos tiene y lo necesita...

!Ayudémonos, unos a otros! sabiendo la importancia de nuestro comportamiento, a nivel individual y colectivo, en este tiempo tan difícil que nos toca vivir, a llegado el momento de: reducir, reutilizar y reciclar, difícil pero no imposible.

                                                    


Siendo conscientes de la fragilidad humana, ante esta catástrofe que estamos viviendo, en este tiempo de alerta pongamos todo de nuestra parte, colaborando y acatando, todas las medidas de seguridad ante las restricciones impuestas a la ciudadanía.

Siempre confiada, con la esperanza, en el resurgir de una sociedad más consciente, comprometida y solidaria.  


                                                   
                                                                                                                  

"Por el bien de nuestros semejantes, y por el nuestro propio


¡Yo me quedo en casa! Y me sumo todos los días que hagan falta, a los aplausos, agradeciendo a todos esos sanitarios y profesionales que nos ayudan a protegernos de Covid-19 con una gran y admirable generosidad velando por nuestra salud y seguridad.

 

¡Muchísimas gracias, unidos venceremos!



                                                                                                                                                                      imágenes de red                               

miércoles, 22 de enero de 2020

INVIERNO




                                                                           

   

En esta época de nieve, lluvia, frío... Todo se detiene... En ésta estación invernal, aquí en mi hogar en éste remanso de paz y sosiego. 

Al caer la tarde a través de los cristales, observo como pían algunos pájaros. Intentan cobijarse  en las ramas de los árboles, desvestidos, de sus hojas, que volaron, al compás  del viento... Ellos al igual que yo, esperan un nuevo día... 
                                                                                 

                                         
A lo lejos en un cielo plomizo el sol, ofreciéndome los últimos destellos de su luz...
                                                                            


                                               
El día va deshaciéndose... En una caricia tan suave que apenas roza mi piel... En esta tarde de quietud, la poesía  de Antonio Machado  me aviva, me despierta...
En este invierno mio, su invierno... Vuelve a estar presente. Uniéndonos en sensaciones... Con la misma intensidad de aquel tiempo ya vivido...

                                                                              Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados,
sobre los campos, llueve.
Pintaron de gris el cielo
y el suelo se fue abrigando con hojas,
se fue vistiendo de otoño.
La tarde que se adormece
parece un niño que el viento mece
con su balada en otoño.
Una balada en otoño,
un canto triste de melancolía,
que nace al morir el día.
Una balada en otoño,
a veces como un murmullo,
y a veces como un lamento
y a veces viento.
Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados,
sobre los pardos tejados
sobre los campos, llueve.
Te podría contar
que esta quemándose mi último leño en el hogar,
que soy muy pobre hoy,
que por una sonrisa doy
todo lo que soy,
porque estoy solo
y tengo miedo.
Si tú fueras capaz
de ver los ojos tristes de una lámpara y hablar
con esa porcelana que descubrí ayer
y que por un momento se ha vuelto mujer.
Llueve,
detrás de los cristales, llueve y llueve
sobre los chopos medio deshojados…
Entonces, olvidando
mi mañana y tu pasado
volverías a mi lado.
Se va la tarde y me deja
la queja
que mañana será vieja,

 de una balada en otoño.

Es invierno llueve  y hace frío... ¡Cuántas sensaciones... Amo está estación  llena de contrastes!





miércoles, 22 de mayo de 2019

UN MUNDO DE FANTASÍA LA HORMIGA CASILDA Y EL UNICORNIO AZUL...




¿Quién no recuerda con verdadero placer y nostalgia, estas maravillosas y expectantes palabras? "Había una vez en un país lejano...” Estoy segura que al leerlas de nuevo nos trasladarán a nuestra infancia, donde siempre creíamos ser los protagonistas, de fantásticas historias en cuentos infantiles.

Mi memoria fiel a mis recuerdos, entendiendo que hay momentos e instantes, que pueden cobrar verdadera fuerza a pesar del tiempo pasado; la voz cálida y susurrante de mi madre, parece que me habla de un mundo lleno de fantasía donde todo se puede...

Ilusionada, como aquella niña de entonces. Al disfrutar de mi gran pasión, la pintura y el dibujo, llena de buenos deseos, porque se que los cuentos son un gran recurso, para introducir a los más pequeños en el mundo de la lectura, a través de sus páginas; he sentido impulso de escribir e ilustrar con acuarela éste cuento:
“La hormiga Casilda y el unicornio Azul” deseosa que los niños y niñas lo lean y lo disfruten, tanto como yo. Pongan alas a su imaginación y vuelen bien alto...





Al editar este cuento, pensé que esta aventura mía también podía tener un bonito fin: que el cien por cien de los beneficios de su venta fueran destinados íntegramente a la Fundación contra la leucemia Josep Carreras.

https://www.fcarreras.org/es/la-hormiga-casilda-y-el-unicornio-azul_1272462





Como bien sabéis, esta fundación se dedica a la investigación de la leucemia, linfomas y otros cánceres de la sangre. Y por desgracia estos son unos de los cánceres que más se dan en la infancia y adolescencia.

¿Por qué esta fundación? 
Hace ya muchos años una persona muy querida para mí padeció esta enfermedad. A partir de ahí, sé de  la gran  labor que llevan a cabo con pacientes y familiares.

En aquellos tristes meses de incertidumbre y también de esperanza, vi a padres y madres, sin importarles las inclemencias del tiempo, dormir en un coche (económicamente no se podían costear un alojamiento). Ellos deseaban estar lo más cerca posible de su hijo, mujer o marido por lo que pudiera ocurrir.

Hoy, al igual que en aquellos años, sigue habiendo muchas familias que están en las mismas circunstancias. Para estos casos, que por desgracia son muchos, la fundación les proporciona alojamientos en pisos de acogidas.

                                                          

Si comprando este cuento (que estoy segura los niños y niñas lo disfrutarán) entre todos podemos ayudar a esta fundación, con éste pequeñísimo gesto de solidaridad, entonces bien ha merecido la pena hacer éste llamamiento, sabiendo de antemano que no cayó en saco roto. 
                                                                   

Por todo ello, os pido vuestra colaboración. 
El cuento se podrá adquirir a través de la editorial Punto Rojo libros, Casa del Libro, Amazon, El Corte Inglés, Libros.CC  y librerías como (La Luna Nueva en Jerez de la Frontera)
                                                             
                                                                       




Si desean alguna aclaración, me pueden mandar un mensaje y yo gustosamente os 

contestaré. Mil gracias anticipada por vuestra difusión y colaboración.   
                                                                                 



domingo, 5 de mayo de 2019

TE ECHO DE MENOS







                 

 Hoy primer Domingo de Mayo, en el mes de las flores se celebra  el día de la madre.

De hecho, las celebraciones dedicadas a las madres vienen de la antigüedad, concrétamente, en la Grecia antigua se rendía culto a la diosa Rea, considerada en el mundo mitológico como la madre de los dioses por haber engendrado a Zeus, Hades, Poseidón, Hera, Hestia y Deméter.


 Creta y Atenas fueron los lugares de culto más importante de esta diosa mitológica. El culto a la Diosa Maia en la miltología romana Maia se identifica con Fauna o "Bona Dea" (Buena Diosa) diosa de la fertilidad, la virginidad y la salud.

 También es considerada la diosa de la primavera y el nombre de Mayo es en su honor. Estaba ligado a la virginidad femenina y a la curación. En su templo los enfermos eran curados con hierbas medicinales y la invocaban para pedir por su salud.

 Algunos ritos estaban reservados a las mujeres, especialmente a las vírgenes. Durante todo el mes sus seguidores le ofrecían flores. Cuando el Imperio Romano se hizo cristiano, le dedicó a María el mes de mayo porque encontró en ella un modelo de mujer, esposa y madre

 En la Roma antigua. Los antiguos  romanos rendían tributo a Cibeles, diosa de la madre tierra y símbolo de fertilidad.

 

Países cristianos

 Honraban a la Virgen María, celebrando el día de la Inmaculada Concepción, el día 8 de diciembre. Este es el día de la madre en algunos países.

 Las madres acompañadas de sus hijas le ofrecían flores durante la oración del santo rosario.  El mes de mayo también se eligió para celebrar la maternidad.

 En Colombia, Ecuador, Honduras, Perú, Puerto Rico, Uruguay, Venezuela y Estados Unidos se celebra el segundo domingo de mayo.

                                                           
                                                                                                                 


  En esta época del año en el jardín de mi casa  las Azucenas siempre florecían.
 Esta hermosa flor representa, majestuosidad, candor y pureza. 
Eran sus flores preferidas. 







Los pensamiento multicolor en el lenguaje de las flores significa
                                                    " Tu recuerdo siempre me acompaña " 


 Cuando perdí a mi madre hace años y comprendí, que nunca más volvería a estar a su lado, a través de los días supe que  su presencia es insustituible y no hay un solo día que no me acuerde de ella.
 Hoy como tantos otros días mis pensamientos se dirigen a ella, no necesito que nadie me recuerde y le dedique  “un día especial, en su honor”. Porque para mí todos los días mientras vivía, y ahora en mis recuerdos siempre será su  día...
 Porque tu amor, era incondicional, porque gracias a ti soy lo que soy, porque nunca olvidare  tus  besos, ni tus abrazos... Porque desde lo más hondo de mi alma se, que me escucha... Y porque me sale del corazón te digo.

                                            
                                           
                                                Otro día más sin ti, como tantos días.
 Té echo de menos
En mis penas y en mis alegrías.
Añoro tu forma de decirme.
“Niña la leche se te enfría” “Abrígate que la noche está muy fría”
“No llores mi niña que tus penas son las mías”
¡Qué alegría me das!
Cuando  vienes a casa y me haces compañía".
“Toma estas rosas, las corté para ti para que te den alegría...”
¡Tantas cosas me decías!
Que al recordarla me duele no sentirla día a día.
Te echo de menos... Como tú nadie me amaba.
Eras mi refugio, en ti descansaba,
Aunque, a veces tus consejos no comprendía.
Con los años te comprendo y comparto contigo tu forma de ver la vida.
Como eco en mi memoria escucho tu voz diciéndome.
“Ten paciencia, el tiempo todo lo cura”
“Sonríe, aunque te duela.”
“La vida es dura pero Dios siempre te escucha”.
“Aprende  para  que  luego puedas enseñar a tus hijos...”
Y aquí estoy mamá, aprendiendo a ser madre,
Repitiendo lo que tú me decías.
Y mis hijos dirán lo que yo y tú decías...
La vida  sigue...
Se repite en consejos, experiencias
Y amor a nuestros hijos día a día.
Porque madre solo hay una.
                                                                                   
                                                                       
  Y seguiré recitando a mis hijos y nietos, cuentos, canciones que marcaron mi infancia.Como ésta bella canción Cachito , que me cantabas  y tanto me gustaba escuchar. Sé que esta sintonía que ahora escucho,allí en el infinito...Entre estrellas y galaxias  me la seguirás cantando.



                                                                     
                                            
                                            
                  
                                                
                                                  








lunes, 24 de diciembre de 2018

LA VERDADERA AMISTAD


                                                                       

                                                                        


  Siempre he pensado que la verdadera amistad, es uno de los sentimientos más hermosos que podemos experimentar. Se nos da y la recibimos gratuitamente, los amigos no se imponen, es una elección muy personal, si tenemos la suerte de encontrarnos. Desde el primer encuentro nuestras almas no sabemos ¿cómo ni porqué? se reconocen y desde ese mismo instante decidimos  con total sinceridad compartir, confidencias e intimidades sin tener la mínima inquietud de vernos traicionados. Podemos pasar meses e incluso años sin vernos pero sabemos que aunque nuestros caminos sean diferentes nuestra amistad seguirá ahí fuerte e irrompible. ¿Por qué os cuento esto? Porque para mí la amistad comienza por el respeto hacia el otro, sabiendo que lo esencial es saber estar para tus amigos.

 Hace unos días recibí una llamada que me hizo inmensamente feliz. Al otro lado del teléfono, una voz amiga; dado el inmenso cariño que le profeso, me produjo una inmensa alegría. Después de muchos meses sin poder contactar con ella, desde nuestra última conversación, decidí a pesar mio respetar su silencio. (Un silencio en estas circunstancias comprensible).
 Hace un año que le diagnosticaron su enfermedad. Cuando recibió la no esperada y tremenda noticia, decidió encerrarse en sí misma y olvidar cualquier comunicación con las personas que la queremos (en la cual me encuentro yo). Los días se me eternizaban al no saber nada de ella.
 Pasado ese periodo de angustia para ambas, al escuchar de nuevo su voz esos meses interminables se diluyeron, nuestra conversación prosiguió, fácil, fluida... Volvíamos hacer las mismas amigas de siempre a pesar de éste lapso de tiempo sin saber una de la otra.  
   —Como te encuentras—
  —Bien aceptando lo que me pasa...—
  —Eso está bien, y te agradezco inmensamente tu llamada—
  —¿Te sigue apeteciendo leer?
  Su voz a través del teléfono, algo cansada, me contestó:
  —Si, me ayuda bastante, así no pienso...—
  —Genial, te voy a mandar por correo una pequeña historia que leí hace tiempo, quizás te guste—

 “Una mujer muy sabia se despertó una mañana,
Se miró al espejo,
y notó que tenía solamente tres cabellos en su cabeza.
'hummm’ pensó, 'Creo que hoy me voy a hacer una trenza'.
Así lo hizo y pasó un día maravilloso.
 El siguiente día se despertó,
se miró al espejo
Y vio que tenía solamente dos cabellos en su cabeza.
'Hmmm' dijo,
'Creo que hoy me peinaré de raya en medio'
Así lo hizo y pasó un día grandioso.
El siguiente día, cuando despertó,
se miró al espejo y notó
que solamente le quedaba un cabello en su cabeza.
'Bueno' se dijo, 'ahora me haré una cola de caballo.'
Así lo hizo, y tuvo un día muy, muy divertido.
 A la mañana siguiente, cuando despertó,
corrió, al espejo y enseguida notó
que no le quedaba un solo cabello en la cabeza.
¡Qué Bien!, exclamó.
¡Hoy no me tendré que peinar!”

 ¿Por qué he querido haceros participe de esta pequeña historia? Porque al leerla he comprendido que nuestra actitud es todo en la vida de nada nos sirve, lamentarnos, enfadarnos y llorar a solas.
 Porque no solo es necesario compartir nuestro sufrimiento para superarlo. También es bueno compartir lo que nos pasa y expresar nuestras emociones con las personas que queremos y nos quieren.
 Aunque, en estas circunstancias querer estar solo y que te dejen un poco en paz es comprensible. Por todo ello agradecí infinitamente esa llamada suya, sabiendo que aunque la distancia y circunstancia nos haya separado seguimos apoyándonos mutuamente nuestra amistad siempre seguirá fuerte e irrompible a pesar de las circunstancia y pesares...

 Estoy segura que mi amiga cuando leyó la “pequeña historia” se miró en el espejo y acordándose de mí sonrío...


 IMAGEN DE LA RED

lunes, 22 de octubre de 2018

LA PALABRA HECHA POESÍA

                                             
                                                                         
                                                     
                                                                               
                                                                 
                                                                 

       

 Leer a Rosalia de Castro, la poeta sensible, dulce, frágil, melancólica... Es todo un placer... Su sensibilidad, hace de lo que escribe un encuentro donde lo cotidiano lo simple, se vuelve bello.

 La poesía por su naturaleza es un arte que nos ayuda a profundizar en nuestras emociones. Escribir poesía, es saber transmitir de una manera clara, imaginativa, descriptiva, sensible haciendo llegar al lector nuestro mensaje escrito. Es todo un arte.  Es unir nuestro sentir con la persona que nos lee...

 Hoy en esta tarde otoñal donde la poesía cabalga conmigo, estas hermosas palabras hecha poesía, que escribió Rosalia de Castro sintiendo una gran admiración hacia su obra en todo su sentir, quiero hacerlas mía...


"Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso,
De mí murmuran y exclaman:
—Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

—Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de la vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos? "

                                                                            Rosalia de Castro
                                           

       
                                                         


                        

Nacida en Santiago de Compostela en el año 1837 y fallecida en La Coruña en 1885. Rosalía escribe sus primeros poemas a los 12 años. A los 19 se traslada a Madrid, allí conoce a críticos literarios, pensadores y periodistas. Y le publican su primer libro de poesía: “La Flor”. Su obra, está escrita en castellano y gallego. Y llega su primera novela “Flavio”. Y En la primavera de 1863 ve la luz “Cantares gallegos”. Y en 1880 “Follas novas, Hojas nuevas.”

Sin lugar a dudas, fue con sus "Cantares Gallegos” que enalteció el nombre de su patria y contribuyó a su renacimiento cultural. En la actualidad el 17 de mayo se celebra en Galicia “El Día Universal de las Letras Gallegas”, en honor a la publicación de Cantares gallegos.
Continuando con su legado poético, dejó dos obras más que demuestran la grandeza de su arte: "Follas Novas" y "En las orillas del Sar". Con respecto a su prosa, destacan sus títulos "La hija del mar", "El caballero de las botas azules" y "Padrón y las inundaciones”


Se la reconoce como una de las figuras más importantes de las letras de su época. Es la más sobresaliente figura de la poesía española y gallega del siglo XIX.

BIBLIOGRAFÍA

Poesías:
La Flor (1857)
A mi madre (1863)
Cantares gallegos (1863) (gallego)
Follas novas (1880) (gallego)
En las orillas del Sar (1884) (español)
La gran niña al poder

Narrativa:
La hija del mar (1859) (español)
Flavio (1861) (español)
El cadiceño (1863) (español)
Contos da miña terra I (posteriormente divulgado con el nombre de Conto gallego) (1864) (gallego)
Ruinas (1866) (español)
Las literatas (1866) (español)
El caballero de las botas azules (1867) (español)
El primer loco (1881) (español)
El domingo de Ramos (1881) (español)
Padrón y las inundaciones (1881) (español)
Mi tía la de Albacete (1882) (español)