lunes, 7 de noviembre de 2022

COMO EL BAMBÚ


                                                                       

                                                                      


                                                                       

En este mes de Noviembre con pasos tardíos hacia el equinoccio otoñal el sol va deshaciéndose lentamente entre las nubes, es mediodía apenas una brisa de aíre otoñal a través de los árboles acaricia mi cara e interrumpe este momento mágico...

Las flores y las hojas antes verdes brillantes, vigorosas caen silenciosamente, melancólicamente baila su último vals al compás del viento que sutilmente las va dejando caer sin resistencia.

Su perfume ya marchito evoca en mi memoria otro perfume que insufla mi mente de naturaleza viva, verde, llena de color y perfumes en el jardín de mi madre y casi sin darme cuenta, me visualizo junto a ella bajo la dama de noche en los largos veranos de mi adolescencia…

Han pasado los años, muchos, demasiados y sin embargo hoy siete de Noviembre su recuerdo póstumo me acompaña y a pesar del tiempo transcurrido aún puedo sentir su voz que me habla y me siento feliz, por qué?

Porque se que ella a pesar de su ausencia en esta vida me diría que es tiempo de dejar el peso de la nostalgia, de cicatrizar mi corazón herido, de enterrar la pena, la angustia, ser como el bambú, junco o agua.

Soportad la tristeza, la nostalgia y fluir, flexible en armonía hacia donde los vientos me dirija y hallar dentro de mi la verdadera alegría de la vida, la calma la fortaleza que necesito...

Y aunque este aire otoñal me susurra fríos de invierno también es momento de sonreír a la vida, al sol, al viento en este mediodía otoñal, como querría mamá.

60 comentarios:

  1. Nadie se va del todo mientras alguien lo recuerde. Y aunque nos duelan esas ausencias físicas nos alivia y nos reconfortan los recuerdos, y creer en la magia de que nunca nos dejan del todo, que velan por nosotros y nos protegen.

    Un relato otoñal melancólico y bello, Enca, también potente en cuanto intenciones de seguir firme y flexible nos agiten vientos, tempestades o brisas.

    Un abrazo, Enca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tesa, te agradezco y comparto tus palabras tan recorfortántes, por todo ello mil gracias. Un enorme abrazo también para ti.

      Eliminar
  2. Hola Enca, precisamente ayer plante unos bambúes en maceta, ya veremos como se desarrollan, los cuidare con mucho amor. Las ausencias allegadas siempre duelen, no se olvidan nunca, yo tengo a mi padre y madre siempre presentes. Me ha gustado este relato. Feliz tarde. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen como tu bien dices nuestros padres seguirán siempre presenten en nuestra vida a pesar de su ausencia... y sobre el bambú te diré que es una planta muy decorativa y fácil de cuidar veras que bonita se ponen. Yo hace ya bastantes años la descubrí y tanto me gustó y su simbología que una simple caña en un recipiente con agua me sigue acompañando y decorando sus brotes nuevos los puedes cortar y ponerlo en agua, y observarás como sus raíces enseguida brotan fuertes y vigorosas. Un gran abrazo también para ti

      Eliminar
  3. Enca querida
    ¡Qué relato tan hermoso! Debemos hacer lo posible para no adentrarnos en la nostalgia. Aquellos seres queridos que se nos hayan anticipado en el final de la existencia, siempre han de estar en nuestra mente y en verdad, de alguna manera, nos fortalecen para seguir en el camino de la vida.
    Deseo que la alegría y la fortaleza invadan tu mente. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, a veces aún sin querer la nostalgia hace acto de presencia y añoramos todos esos momentos que nos colmaron de dicha al lado de nuestros seres queridos, momentos tan intensos que nos ayuda a seguir nuestro día a día... Mis mejores deseos también para ti y mil gracias por tus palabras. Un cálido abrazo

      Eliminar
  4. Um texto repleto de saudades, apesar da evocação de algumas adversidades.
    Quaisquer que sejam as situações que se nos deparem a vida tem que ser enfrentada e vivida.
    Abraço amigo.
    Juvenal Nunes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isso mesmo amigo, a vida continua e que continue por muitos anos para continuar se maravilhando com isso. Obrigado pelo seu comentário. Um abraço

      Eliminar
  5. Su dulce recuerdo siempre nos acompañará.
    Tu relato está lleno de ternura y bella nostalgia.
    Intentemos sonreir a la vida...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, la vida nos ofrece tanto que a pesar de los pesares seguiremos sonriéndole a la vida...
      Un gran abrazo también para ti

      Eliminar
  6. Así es Enca, hemos de hacernos fuertes y seguir con la mirada franca y la sonrisa puesta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfred, fuertes y flexible como el bambú. Un abrazo buen fin de semana!

      Eliminar
  7. Con la muerte de mi padre no me derrumbé pero soñé con el durante meses. Mi madre hace poco cumplió 80 años y cuando me deje, sé que lo voy a sentir porque ha sido la perdedora de mi casa. Ella aún tiene la inocencia de una niña y pone voluntad en aprender. Su matrimonio ha sido de trabajar duro como mi padre que tampoco nos decuidó pero, su vida a transcurrido durante décadas metida en casa y mi padre en un circulo de la amistad. Si alguna vez me casara y encontrara a la mujer de mi vida, nuestra vida sería muy diferente a lo que he conocido. Mi padre luchando con se rico y mi madre soñando con una voda mejor ¿tu te crees que eso es vida? PUES NO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante tu pregunta te diré que te comprendo y comprendo tus sentimientos y emociones encontradas. También pienso que es bueno para ti tu reflexión madura, al ser consciente, que la vida está llena de obstáculos y contradicciones has sabido obtener un aprendizaje, que estoy segura te ayuda a saber lo que quieres y no quieres en la vida...
      Buen fin de semana besos!

      Eliminar
  8. Cuando la tristeza nos embiste, hay que mirarnos adentro, y sabremos remar a buen puerto, de ese estado que hace que nuestra alma entre en el desánimo de la vida. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos, a veces tomar conciencia real de la pérdida que hemos sufrido, conectar con el dolor que nos produce y reflexionar sobre lo que ha pasado duele y duele mucho…
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Estimada amiga, Enca preciosas letras dedicas a tu madre, y al leerte el corazón se encoge un poco por la ternura que desprendes. Seguro que allá donde se encuentre, independientemente de estar a tu lado, estará muy orgullosa de su hija, una hija que no olvida los momentos felices que vivió junto a su amada madre. En el recuerdo, no tenemos por qué padecer de esa melancolía, el recuerdo y el amor por si solo es lo suficientemente generoso y fuerte como mantener esa llama encendida a esa persona amada y alegrarnos por los días tan felices vividos en su compañía.
    Precioso texto por el que te felicito, se puede decir o escribir de muchas formas, pero cuando se escribe con el corazón la cosa cambia.
    Un gran abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan, ante todo te agradezco infinitamente tus palabras, y decirte que para mi sentimientos y escritura van unidos, no se hacerlo de otra forma, soy fiel al titulo del mi blog “Donde el corazón te lleve” y en este post, mis emociones estaban a flor de piel al recordar a mi madre….
      Un cálido abrazo amigo.

      Eliminar
  10. Excelente sugerencia : Sonriamos.

    Muy buen publicacion querida Enca,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii sonríamos siempre a pesar de los pesares. Un abrazo Ricardo.

      Eliminar
  11. Qué bonito recuerdo, Enca y que te visualices así con ella. Estáis eternamente juntas.
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gumer al igual que tu, me reconforta pensar que en el amor un hilo invisible nos une a las personas que queremos en ésta vida y nos sigue uniendo en la eternidad...
      Besos también para ti

      Eliminar
  12. Mucho amor a la vida hay en tu escrito, Enca. Un precioso sentir, un profundo afecto a tu madre, un generoso agradecimiento a lo que te regala la vida.

    Siendo así, reconozco que es un gran placer leerte, y seguir el sendero de lo que escribes

    Un verdadero placer leerte y sentir lo que sientes.

    Un enorme abrazo, querida amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, mil gracias por tus palabras y sin lugar a dudas seguiremos leyéndonos y compartiendo.
      Un gran abrazo!

      Eliminar
  13. Un texto bello que conmueve, escrito con gran sutileza poética, Enca.
    Gracias por hacernos partícipes de estos instantes, por regalar emociones.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Teo, siempre he pensado escribir a veces es una buena terapia, nos hace reconectar con nuestras emociones y las emociones que nos inunda el alma, necesitaba hacerlo...
      Un gran abrazo también para ti y gracias por tus amables palabras.

      Eliminar
  14. Me he sentido muy identificada con todos los sentimientos que se desprenden de tus letras. Nunca se van del todo aquellos a los que has querido profundamente y eso es, tal vez, el único consuelo que nos queda cuando se marchan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga te diré que la certeza y profunda fe que poseo me ayuda a sentir su amor cada día...
      Besos

      Eliminar
  15. Muy hermoso relato, evocando a la que te dejó ese aroma y esa vida. Muy bonito Enca!!
    Besicos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amiga, besos también para ti y mil gracias por tus palabras, buen fin de semana!

      Eliminar
  16. Hola Enca!
    me enamore de tu evocacion! me emocione, de repente vinieron lagrimas a mis ojos.
    Nuestros ancestros siguen dandonos fuerza; y te acaricia el rostro tu mamá, estoy segura.
    Hay arboles y plantas que son como santuarios, son el altar que nos da fuerza para vivir la vida de cada dia.
    Te mando un abrazo grande y hasta luego!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ante todo te diré que tu también me has emocionado por tus palabras y decirte que al igual que tu siempre he pensado que los árboles y plantas son verdadera fuente de energía, Como amante de la naturaleza no concibo mi vida sin flores ni plantas en mi hogar. Una casa sin flores ni plantas es una casa sin vida. Un enorme abrazo y mil gracias!

      Eliminar
  17. Acabo de leer un texto muy bonito, lleno de emoción, donde las palabras destilan nostalgia, ternura y amor. La vida todos los días pone a prueba nuestras capacidades. Y a medida que pasa el tiempo, consolidamos nuestras referencias y formateamos los días en la memoria y en todo lo que quedó grabado en nuestro corazón.
    Seguramente, si tu mamá pudiera leer estas palabras tuyas, tendría una hermosa sonrisa, pensando en los largos veranos pasados ​​a tu lado en tu adolescencia.
    Pero como dices, es hora de sonreírle a la vida, al sol, al viento en este día de otoño, como le gustaría a mi madre.
    Todo es tan breve, amiga mía!

    Un abrazo|

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho amiga "todo es tan breve" y tan efímero que por todo ello cada día soy más consciente de todos esos momentos que paso con mis seres queridos me sabe a poco, y los aprovecho y disfruto al máximo como si fuese mi último día en ésta vida.
      Un gran abrazo y mil gracias por tus palabras.

      Eliminar
  18. La mía se fue pero sigue estando en mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas ese es nuestro consuelo... Un cálido abrazo

      Eliminar
  19. !Hola Enca¡

    Ayer trate de entrar en este maravilloso espacio y he leído tu prosa poética y sentimental y me he emocionado mucho es precioso y profundo lo que has escrito o expresado mejor dicho o las dos cosas quiero decirte que una madre es única y cuando se nos va nos deja un profundo vacío yo tengo experiencia en eso cuando me faltó me puse malita depresiva y tardé mucho en reponerme pero bueno con los años pasando un poco el tiempo ya nos acordamos de nuestra madre pero no con esa angustia la recordamos con mucho amor y cariño y al mismo tiempo salimos adelante porque hay que hacerlo hemos de aprovechar nuestra vida porque cada uno tiene la suya nosotros todos tenemos una sola vida nadie nos va a regalar otra y por lo tanto debemos vivirla lo mejor posible sin olvidar nunca porque así los que se van viven mientras que no se olviden estoy escribiendo con el móvil porque en el ordenador quise dejarte ayer un comentario y fue imposible que se publicara imposible provee de todas las formas y me salían unas letras que no se podía publicar y me quedé irradiando esto no lleva ni puntos ni coma porque si se los pongo me desaparece lo que escribo vale reina un abrazo muy grande y adelante con tu vida sé feliz todo lo que puedas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marina te agradezco enormemente tu interés en contactar y comentar y decirte que te comprendo perfectamente. Todas las personas que hemos sufrido la perdida de un ser querido sabemos lo que duele, así nos sentimos, sumergidos en una noche oscura... Pero la vida sigue y por ellos que tanto amaban la vida seguiremos viviendo, disfrutando e intentando ser feliz cada segundo de la vida...
      Un enorme abrazo

      Eliminar
  20. Tengo que ver que le pasa a mi ordenador siento mucho no poder escribir en él pero bueno por lo menos este comentario entró

    ResponderEliminar
  21. Hola Enca, sabio es recordar esas sutiles premisas, que aquellos que nos han precedido han ido sembrando en nuestras vidas, y ya estamos en esa etapa que recordar es revivir y al tiempo predisponerse para ser feliz en la medida que nuestra circunstancia lo facilite...Gracias por tu sentir desde mi voz y sigamos creando que en ello y con ello disfrutando hasta nos podemos sentir llenos de ese bien que moldeemos.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dionisio gracias a ti por tus certeras palabras y como tu bien dices "sigamos creando" sobre todo compartir e intentar crear momentos de felicidad a todas las personas que nos rodea y necesitan, haciéndoles la vida un poco más fácil...
      Un gran abrazo también para ti.

      Eliminar
  22. No lo dudes un segundo, ella te quería muy feliz siempre

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin lugar a dudas ese es mi consuelo... Paz también para ti

      Eliminar
  23. Un bellísimo escrito donde poéticamente describes esos días otoñales que te traen a la memoria momentos triste, y llenos de nostalgia. Y es que la pérdida de un ser tan querido como es una madre, nunca se olvida, y siempre permanece en el corazón hasta el final de la vida.
    Una preciosidad tu relato.
    Un abrazo y que tengas unos buenos días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elda el otoño siempre nos invita al recogimiento y en este mes de noviembre aún sin querer, la nostalgia llama a mi puerta...
      Mil gracias amiga por tus palabras un enorme beso

      Eliminar

  24. un texto que llama a la reflexión personal , en tiempos revueltos y crispados que vivimos

    la resilencia es algo que en los humanos ocurre luego de experiencias traumáticas , el otoño sus cambios notorios son un espejo de esa resilencia humana y los elementos de la naturaleza para quien presta atención a ella , son excelentes maestros de vida, en este caso el bambú que se dobla ante las ráfagas de tormenta pero siempre sigue de pie , como la canción esa resistiré

    abracitos y excelente semana



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, comparto todo lo que dices. La vida con sus sombras y sus noches oscuras también nos enseña a ser resilientes, flexibles, vivir en la aceptación, nuestra mejor compañera y aliada en nuestro caminar por la vida. Siempre me ha gustado "Resistiré" es una gran canción, no me extraña que la conozca y la menciones.
      Abrazos también para ti besos

      Eliminar
  25. Muy linda tu prosa Enca, que nos habla de ese otoño adorable, (que es mi estación favorita), aquí en Lima es primavera aún. Y yo me siento contenta porque el invierno tan fuerte que hemos pasado ya me irritaba. Felicito tus letras y te invito a visitar mi blog JOYAS DE MI ALMA....Serás bienvenida. Un saludo en la distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ingrid, el otoño también es una de mis estaciones favoritas a pesar que los días se acortan, pasear en plena naturaleza entre los árboles, contemplarlos como lucen vibrantes con colores rojizos y naranjas es una maravilla. Y por supuesto que te visitaré compartir y poder leer otras vivencias eso siempre es enriquecedor, mil gracias por tu aportación!
      Besos desde este rincón de Andalucía

      Eliminar
  26. Los consejos de las madres son siempre acertados y nos acompañan toda la vida, porque en su sensillez tienen verdades. hermoso escrito.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  27. Estimada Enca; primeramente decirte que es tan lindo encontrarnos en estos intercambios! Se va generando una red amistosa y de afectos que se nutren a partir del sentir traducido en palabras. Realmente magnífico.
    En relación a tu relato, lo importante es elaborar el duelo para eliminar el sufrimiento.
    Así la vida.
    Vamos perdiendo los nuestros pero nos queda un mundo de ellos acompañándonos.
    Un placer encontrarnos.!!
    Los bambú son hermosos!!

    ResponderEliminar
  28. Estimada Enca; disculpa: Donde encuentro el Link para seguir vuestro Blog?
    Gracias!!

    ResponderEliminar
  29. Pienso que recordar con amor a los que no están es una forma de honrarles y nos ayuda a expandir el corazón, y seguir depositando en él todo aquello que es motivo de sonrisa o de gratitud.

    Louise L ha sido todo un descubrimiento, muchas gracias!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. "Mantener" hoy esta conversación con tu madre, y más con esa sensatez y fuerza, es el mejor regalo que muchos quisieran poder recibir. Pero...
    Para ello es necesario haber evolucionado uno mismo lo suficiente.
    Si esto es lo que te ha susurrado, muy bello!
    Abrazos Enca.

    ResponderEliminar
  31. Los buenos momentos vividos tras la pérdida de un padre o una madre, jamás se olvidan, y te puedo dar fe de ello, ya que perdí a los míos hace ya algunos años, y no hay día que pase sin acordarme de ellos, sin olvidar nunca a los presentes.
    En el melancólico Otoño, siempre nos sucede lo mismo, por cierto me ha encantado como lo describes.
    Un fuerte abrazo, amiga Enca.

    ResponderEliminar
  32. Hay ausencias que dejan una herida que jamás cicatriza. El tiempo calma, sí, pero hay partes nuestras que se van también con ellos.
    Lo sé porque mi padre se fue hace ya muchos años y el recuerdo sigue intacto. Mi madre, 89 años, está conmigo. Es ley de vida, pero eso no quita que duela hasta enmudecer.

    Te abrazo, Enca.

    ResponderEliminar
  33. Bellísimo recuerdo... Siempre he creído que cuando se pierde a una madre, es cuando empiezas, de verdad, a caminar solo por la vida. Da igual quien te acompañe, la madre es ese ser incondicional pase lo que pase.
    Has escrito algo precioso. Y sí, por ella, porque eso es lo que querría... hay que seguir adelante. ❤

    ResponderEliminar
  34. Siento tu ternura dentro de tus letras
    Me encantas beso

    ResponderEliminar