viernes, 27 de marzo de 2020

YO ME QUEDO EN CASA...


   








 “El miércoles 11 de marzo del 2020 el Director General de la Organización Mundial de la Salud, Dr. Tedros Ghebreyesus, declaró la situación de COVID-19 como una pandemia global.” Este virus se transmite de persona a persona cuando se tiene contacto cercano con un enfermo.

 

Aquí en Andalucía el decreto aprobado por el Gobierno para limitar los movimientos de los ciudadanos y en toda España es efectivo. Básicamente nadie puede moverse salvo para ir al trabajo, volver a casa o buscar alimentos y medicinas.

Ahora en estos momentos en “estado de  alarma” que estamos viviendo aquí en España y en el resto del mundo, pienso en esta pequeña  conversación  que mantuve hace ya algún tiempo con una  amiga:

 

—¿No te aburres?

—No, le conteste.

—Pues, no entiendo... ¿Cómo puedes pasar aquí tanto tiempo, como si estuvieras enclaustrada,  y sola...?

—No me siento “enclaustrada, ni sola, como tú dices” estar sola no quiere decir  sentirse sola, Y te diré que sí, podemos, aislarnos, sin que haya la mínima realización de soledad... Amiga, yo disfruto de mi tiempo en soledad, donde  lo cotidiano se vuelve bello...

 —Si tú lo dices...

 

Ahora que estamos viviendo esta pandemia, a nivel mundial contemplo esta sociedad con su "soberbio delirio de omnipotencia y sufro por  la fragilidad humana,  ante  este caos que estamos viviendo...  


Y al mismo tiempo al escuchar las noticias, que nos llegan a través de los medios de comunicación por el Covid-19 experimentó una sensación de alivio y esperanza, al ver el esfuerzo, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante el coronavirus, con su llamamiento a que todos los países cooperen y apoyen, a las personas y las comunidades más afectadas por la enfermedad.


También pienso en todas esas personas que viven aprisionadas por el estrés, siempre mirando el reloj, aceleradas, nerviosas, invadidas por las prisas la mayor parte de su día a día...

Me pregunto: ¿cómo gestionan este tiempo de inmovilidad activa?


Yo, humildemente les invito, ahora que está en juego nuestra propia supervivencia a “Pensar de cómo vivimos” algo que muchas veces se nos olvida. En estos momentos de aislamiento social...

“Vivir la vida y sentirla en quietud” atentos y consciente de su “aquí y ahora” uniendo nuestros  cinco sentidos proporcionando por ese raro placer de saborear el sentir de la vida en familia o bien en soledad, es un gran anhelo que todo ser humano debería experimentar, de modo que incluso el aislamiento nos puede enseñar a vivir este aislamiento con una serena placidez...




Pensar que la madre naturaleza nos habla... El medio ambiente y la atmósfera saturada, por tanta contaminación nos responde y nos invade con esta pandemia a nivel global, rompiendo esa cadena de equilibrio y armonía que nos regaló el Creador, para el gozo y disfrute nuestro.

                                                  





la fragilidad del planeta antes lleno de recursos naturales, por nuestra mala gestión la estamos destruyendo, y se está volviendo en contra nuestra...





 

                                                     
Ha llegado el momento de reflexionar:  Saber quién eres y quién no quieres ser...

¿Por qué vivimos en una sociedad acelerada por la falta de tiempo... Donde el  consumo y despilfarro, es nuestro dios, viviendo un frenesí, loco, por tener de todo, al precio que sea o como sea?.
Estamos acostumbrados a usar y tirar... Sin pensar en él cómo, puede repercutir nuestro comportamiento, a nivel individual y colectivo, ignorando, al que menos tiene y lo necesita...

!Ayudémonos, unos a otros! sabiendo la importancia de nuestro comportamiento, a nivel individual y colectivo, en este tiempo tan difícil que nos toca vivir, a llegado el momento de: reducir, reutilizar y reciclar, difícil pero no imposible.

                                                    


Siendo conscientes de la fragilidad humana, ante esta catástrofe que estamos viviendo, en este tiempo de alerta pongamos todo de nuestra parte, colaborando y acatando, todas las medidas de seguridad ante las restricciones impuestas a la ciudadanía.

Siempre confiada, con la esperanza, en el resurgir de una sociedad más consciente, comprometida y solidaria.  


                                                   
                                                                                                                  

"Por el bien de nuestros semejantes, y por el nuestro propio


¡Yo me quedo en casa! Y me sumo todos los días que hagan falta, a los aplausos, agradeciendo a todos esos sanitarios y profesionales que nos ayudan a protegernos de Covid-19 con una gran y admirable generosidad velando por nuestra salud y seguridad.

 

¡Muchísimas gracias, unidos venceremos!



                                                                                                                                                                      imágenes de red                               

63 comentarios:

  1. Te aplaudo por tan maravillosa entrada tan bien escrita redactada.
    te mando luz color sol para que ilumine to dia
    mil besoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también te mando "luz, color, sol" para que te ilumine ahora en este tiempo tan difícil para todos y siempre. Un gran abrazo

      Eliminar
  2. Has realizado una entrada llena de cadencia y de reflexión en positivo. Creo que la Naturaleza es sabia y se rebela cuando cualquier especie que habita La Tierra trata de destruirla. a ver si de una vez aprendemos esta dura lección que nos ha tocado vivir.
    Un fuerte abrazo, Enca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá reflexionemos y pongamos todos de nuestra parte en ésta terrible prueba que nos ha tocado vivir. Yo también te mando un fortísimo abrazo, y más ahora que tanto lo necesitamos!

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo contigo, Enca: es momento de cambiar prioridades, de reflexionar, de disfrutar de forma consciente de un tiempo que no solíamos tener y hacerlo, además, de forma productiva. No eres la única que piensa que el Planeta se está volviendo contra nosotros por nuestro nefasto comportamiento. Si es así, desde luego, nos lo tenemos más que merecido. A ver si de todo esto sale algo nuevo y nos concienciamos de que así no podemos seguir.

    Me alegro mucho de que disfrutes de la soledad y la calma. Sin duda tú llevarás mejor el confinamiento que quienes estaban siempre ocupados, embebidos en mil actividades y a golpe de reloj todo el día :)

    ¡¡Un abrazo y muchos ánimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia, te diré que en estos días de reflexión, todo tiene un nuevo significado para mí, y lo que antes considerabas meras casualidades pasan a ser signos evidentes de la existencia de fuerzas profundas que están marcando y marcaran nuestra vida personal y el de la humanidad.
      Un gran abrazo, cuídate!

      Eliminar
  4. Suscribo tus palabras, Enca. Lo has dicho todo y estoy totalmente de acuerdo contigo. También te digo que ha mi esto del confinamiento no me produce ningún malestar. Estoy muy a gusto recogido y haciendo mis cosas y de momento no echo en falta nada.
    Muchos besos y cuídate mucho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gumer, ídem de lo mismo, será que soy muy casera jajaja, eso de aburrirse en casa no está hecho para mi!
      Cuídate tu también un gran abrazo

      Eliminar
  5. He escuchado muchas veces decir; "Tengo que salir, la casa se me cae encima," y cosas similares, como la conversación que tuviste. A mí, si me hubieses preguntado, hubiera contestado igual que tú, ahora ni siquiera noto el confinamiento, aprendí a vivir con el silencio y las múltiples tareas, hobbies...lo que sea.

    Estupenda reflexión, amiga Enca, es como, si no hubiésemos escuchado el silencio con el que se pronunciaba hace ya mucho tiempo el planeta, y ahora no ha tenido más remedio que pronunciarse de una forma que talvez, no se entienda debidamente. Aplaudo a todas esas gentes que ayudan, que están... Confiemos en que vamos a saber ser conscientes de nuestros actos ahora, y después.
    Abrazo desde casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mila, completamente de acuerdo, aunque nos parezca mentira el silencio es terapeútico, cuántas veces hemos pensado: "necesito un poco de silencio" siempre acostumbrados al mundanal ruido nos cuesta practicarlo, simplemente hay que dejarse llevar por el... Y más en estos días de confinamiento cuando nuestra mente está saturada con tanta información, intentar relajarnos a través del silencio seguro que nos va ayudar a poder sobrellevar nuestro día a día lleno de pensamientos negativos,llenos de incertidumbre...
      Un fortísimo abrazo

      Eliminar
  6. Magnífica entrada Enca, a mi no me supone un sacrificio estar en casa ya que es por el bien de todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genial amiga, con nuestro comportamiento responsable nos estamos ayudando unos a otros. Esto es lo que más necesitamos en estos días donde la colaboración es primordial.
      Besos cuidate!!

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Alfred, simplemente me he dejado llevar por mis pensamientos, invadida por todo aquello que veo y siento, expresando sentimiento desde lo más hondo de mí ser...
      Un gran abrazo desde la distancia, cuídate amigo.

      Eliminar
  8. Me gustan tus reflexiones y tu mensaje, Enca. A mí me gusta mi soledad, la escogida, la que saboreo y creo que este tiempo de confinamiento debería servirnos para ser mejores personas. Siento la soledad de las personas mayores y su miedo, y ojalá ellos no la pasaran y pudieran sentirse arropados y cobijados. Tambien me duele la certeza de tantos mayores "aparcados" en Residencias que ahora se hace más evidente, una situación, un "virus" callado y silencioso que desde hace mucho padecen. El resto saldremos adelante, con mas o menos impaciencia, los niños volverán a correr y saltar, los adultos a vivir como ellos mismos quieran, pero ellos los mayores, los que sigan, unos serán queridos y sentirán a los suyos y otros seguiran aparcados y con un virus en su alma.
    El planeta lleva tiempo hablando, pero hemos sido sordos...

    Un beso grande, Enca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmela, totalmente de acuerdo contigo, los mayores son los más vulnerables, por su fragilidad y ante su aislamiento necesitan más que nunca el apoyo y la ayuda de las instituciones sanitarias.
      Pienso en ellos y me duele en el alma al pensar lo que estarán echando de menos el abrazo reconfortante de sus seres queridos.
      Besos tambien para ti cuidate.

      Eliminar
  9. Un placer conocer tu espacio blog. Complace además ver tanto amigos comentaristas comunes. Significativo.
    En cuanto al confinamiento, tampoco es un gran sacrificio para mi. De hecho llevo bastantes años viviendo una especie de monacato agnóstico bastante auto-recluyente. Quizás ahora acrecentado y que me estropea la voz por desuso. De hecho anteayer me propuse leer en voz alta en vez de en silencio. Y es que me estoy quedando sin voz. Nos iremos leyendo, espero.
    Me gusta tu nombre, aunque no sé que significa...
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué gran idea leer en voz alta, la verdad es que no se me había ocurrido, intentare hacerlo y ya te contaré como me va. Referente a mi nombre, te diré que mis amigos me suelen llamar Enca, el diminutivo de Encarnacíón, (para mí demasiado largo y formal) Encarnita, entre los más allegados. Como verás es un nombre de lo más corriente y común de origen español, variante de Anunciación, según la tradición cristiana, a la Anunciación.
      Seguiremos leyéndonos, un abrazo

      Eliminar
  10. Ojalá esta pandemia sirviera para reconducir nuestra forma de vivir y evitar el horror que nos espera.
    Ojalá, pero sinceramente no creo que eso ocurra porque falta mucha cultura, menos himnos y patrias y más solidaridad.
    Y harán con la gente lo que quieran... tienen los medios de comunicación y con ellos nos tratan como a marionetas.

    Ojalá me equivoque.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, no solamente tienen el control de los medios de comunicación también en ámbitos sociales económico político cultural y ambiental. Y como tu bien dices nos tratan “como a marionetas” somos unas marionetas manipulables en sus manos... Y lo más triste es que les seguimos el juego. Ojalá despertemos de este letargo que nos impide actuar y pensar por nosotros mismos...
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Un mensaje fantástico en tus letras.
    Tendríamos que reflexionar. Es muy importante.
    Te mando un fuerte abrazo y mis deseos de mucha suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia yo también te mando un fortísimo abrazo y más ahora que tanto lo necesitamos. Cuidate

      Eliminar
  12. Muy buen texto Erica, Tus palabras deberían llegar a todos los que aún no entienden el significado de quedarse en casa. El virus camina y nos espera en cada esquina, por eso es tan importante conservar al extremo la limpieza y quedarnos en casa. En Argentina estamos desde hace 9 días en cuarentena y creo que se va a alargar unos días más. Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariarosa estamos luchando contra un enemigo invisible que nos está atacando a nivel mundial, haces bien en seguir las instrucciones sanitarias protegiéndote por tu bien y por las personas que te rodean.Ojalá podamos acabar pronto con esta horrible pesadilla, juntos venceremos!
      Te mando un gran abrazo cuidate todo lo que puedas.

      Eliminar
  13. Ojalá esta cura de humildad nos sirva de escarmiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es,tenemos que reconocer con "humildad" nuestra fragilidad ante esta pandemia, que sin lugar a dudas, nos obliga a relativizar muchas cosas, que hasta ahora creíamos indispensables e intocables...
      Un abrazo, cuidate!

      Eliminar
  14. Tengo muy poca fe en la humanidad. Cuando esto pase, quedará como una anécdota, como tantas cosas que han pasado.
    Ojalá sirva para que muchos cambiemos hábitos, cuidemos y respetemos.
    De los gobernantes no digo nada porque me disparo.
    Ahora es el momento de reflexión, como bien dices. Y Luego, a cambiar y no seguir en el desatino.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica, pienso que desde la lejanía que da el tiempo, pero no el olvido, todos intentaremos fluir con la vida e intentaremos adaptarnos, a nivel social y económico, dice un refrán: “Que después de la tempestad, viene la calma” Ojalá esta pandemia y este caos que estamos viviendo sirva para bajar el ego y el exceso de soberbia sobre todo de algunos políticos y gobernantes...
      Un gran abrazo

      Eliminar
  15. Tiempo para reflexionar y expiar nuestros pecados en contra de la naturaleza rodeados del amor familiar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafael, sobre todo reflexionar, ¿qué tipo de mundo le vamos a dejar a los niños que están naciendo, creciendo, viviendo, en este planeta? Me duele pensarlo... Ellos los más vulnerables, los menos responsables, de los cambios climáticos del planeta, ya están sufriendo los efectos de esta pandemia. ¿Cómo vamos a poder expiar este gran pecado?
      Un gran abrazo, cuidate.

      Eliminar
  16. Gracias por tu comentario!
    LA verdad es que si aprendiéramos aunque sólo fuera a ser PERSONAS ,ayudándonos las unas a las otras,como principio de vida,construiríamos un mundo mejor en todos los sentidos
    Saludos y te sigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá se despertara más sensibilidad y solidaridad con la gente especialmente más necesitada, sobre todos con los que más sufre que por desgracia son muchos...
      Un abrazo, cuidate!

      Eliminar
  17. Olá Enca,
    Com certeza muito boas as suas palavras no post;
    Na medida do possível tenhas uma boa entrada de mês.
    PAZ E BEM.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeu amigo, paz e bom, também para você agora que precisamos tanto.
      Um grande abraço virtual, tome cuidado!

      Eliminar
  18. Tu entrada es de las que se deben con atención, porque hemos llegado a esta estado crítico y pandémico, por muchas causas: una el neoliberalismo acelerando la vida en la competencia y la producción desaforada; otra el narcisismo de poder económico y militar de las potencias, que ya no juegan al Mambrú se fue a la guerra de los fusiles y los cañones, sino a los laboratorios a inventar soldaditos virológicos.
    Enca, cuánto es mejor atender tu razonable llamado para bien propio y de los otros: "Siendo conscientes de la fragilidad humana, ante esta catástrofe que estamos viviendo, en este tiempo de alerta pongamos todo de nuestra parte, colaborando y acatando, todas las medidas de seguridad ante las restricciones impuestas a la ciudadanía."
    Un abrazo desde mi cubil. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin ninguna duda esta crisis tiene que llevar a que en el día a día todos colaboremos con un adecuado control del gasto, sobre todo los políticos, haciendo una política más de verdad, trabajando unidos a nivel mundial, poniendo todos los medios que solo ellos saben y tienen a su alcance, con austeridad, sensibilidad y solidaridad, siendo consciente que todos nos merecemos un mundo mejor, especialmente los más vulnerables, los más pobres los que más sufren y lo necesitan.
      Cuídate amigo, un gran abrazo

      Eliminar
  19. Muy reflexivo lo que compartes. Cuidate, saludos.

    ResponderEliminar
  20. 100% de acuerdo! Soy alguien que hace unos 10 años que vive solo y se sobrevive, já.
    Además me encantó eso de: Vivir la vida y sentirla en quietud.
    Es estar en la presencia, en el ahora, sí: podrá haber dificultades, más estamos vivos. Y eso mucha gente se lo querría ;)
    Me sorprende ver que más gente con familia anda asustada y los solitari@s somos los más relax :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo, si algo bueno va a tener esto, tan horrible que estamos viviendo, es que vamos a plantearnos muchas cosas, sobre todo sabremos valorar más cómo vivimos ahora nuestro presente, donde el tiempo parece que se detiene... Pero siendo consciente y dándole el valor real, aquello que tenemos y quizás nunca hemos valorado, sobre todo esos abrazos compartidos con nuestros seres queridos y amigos y que en estos momentos echamos tanto de menos...
      Un cálido abrazo, cuídate!

      Eliminar
  21. Preciosas palabras y necesaria reflexión...seguro que de esta vamos a salir con otro ritmo y visión de lo que importa de verdad...no nos queda otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, todo ha cambiado para nosotros, este paréntesis que estamos viviendo y teniendo en nuestro día a día, nos tiene que servir para algo... Sobre todo para ser más consciente de nuestro "aquí y ahora" viviendo cada segundo, cada minuto como si fueran los últimos de nuestra vida. Un abrazo, cuídate

      Eliminar
  22. Acá en Colombia también estamos de cuarentena...

    Que un nuevo día llegue

    Paz

    Isaac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También aquí en España, seguimos viviendo esta cuarentena con paciencia, unidos y confiados en que pronto podamos ver el fin de esta pandemia.
      Paz tambíen para ti cuidate!

      Eliminar
  23. Que maravillosa entrada Yo también vivo sola querida tal cual vos
    Me gusta lo que has escrito real verdadero increiblemente bueno miles de abrazos bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga, desde esta tierra andaluza miles de abrazos también para ti. Cuidate mucho, mucho!!

      Eliminar
  24. Hola, Enca. Gracias por seguir al pie del cañón, porque esto nos ayuda a sobrellevar estos días de obligado confinamiento.
    De tu excelente entrada de hoy, totalmente de acuerdo contigo, y sobre todo con la reflexión que haces sobre el medio ambiente. Es hora ya de que todos cambiemos un poco, porque esto ha sido un aviso.
    Un fuerte abrazo, y que no decaiga ese ánimo, que ya nos queda un día menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Manuel, gracias por tus palabras, y decirte qué sí, el cambio es posible; entre todos podemos crear una conciencia colectiva sobre la importancia de la necesidad de respetar el medio ambiente, en nuestra manos está hacer un mundo mejor, dejando un planeta habitable para nuestros hijos, y nietos, sabiendo que nuestro cambio individual es parte de ese mundo porque “si tu cambia, el mundo cambia...” Un gran abrazo amigo, y como tu bien dices. ”Ya nos queda un día menos” cuídate.

      Eliminar
  25. Hola Enca, precioso lo que has escrito. De esta experiencia creo todos saldremos reconfortados y un poquitín mejores.
    De nuevo felicidades por tu entrada,
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga,confío en el ser humano y se, que todos unidos, solidarios unos con otros poniendo todo de nuestra parte con generosidad podemos conseguir entre todos un mundo mucho mejor. Me alegra saber de ti, cuidate, un gran abrazo!

      Eliminar
  26. Enca, así estamos en todos lados de una manera más o menos igual. Saludos y un placer leert.
    Abrazo virtual hasta tu espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Beatriz, en este tiempo de confinamiento pasar el día a día sobre todo poniendo en práctica la virtud de la paciencia es lo mejor que podemos hacer...
      Un gran abrazo, cuidate!

      Eliminar
  27. Espero que sigas igual de motivada. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana, yo también espero y deseo que sigas bien, un gran abrazo, cuidate!

      Eliminar
  28. Hoy vi que Italia ya está viendo lo de empezar a reabrir, y que Israel por su parte ya lo hizo. Pensé que les iba a llevar mas tiempo. Quién sabe cuanto mas vaya a tomarse en el resto de los países.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alexander, aquí los días largos, monótonos, silenciosos se eternizan... De momento todo sigue igual a la espera de buenas noticias que nunca llegan.Un abrazo, cuidate¡

      Eliminar
  29. ¡Qué hermosa reflexión, Enca!
    Y sí, a ver si todos juntos, después de esta experiencia, podemos construir un mundo mejor.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen,pienso que tomar conciencia, es el primer paso para sanar y cambiar, si queremos construir entre todos un mundo mejor. Espero que todo te vaya bien a ti y tu familia. Un gran abrazo, cuídate!

      Eliminar
  30. El mes pasado escribí esto. A ver que te parece.





    Greta Thunberg está de vacaciones. La naturaleza tenía un as en la manga y lo está empleando en esta partida donde está en juego el mundo entero sin miramientos. Hoy la atmosfera de Madrid es un río cristalino y ya no hay reunión internacional contra el cambio climático. Poco a poco la industria se para y los coches dejaron de funcionar...Implacable en su maestría, la naturaleza está ganando la partida por todas las criaturas y el futuro de lo que parecía imparable para el consumismo. Parece mentira pero es verdad, nosotros somos testigos. Yo creía que frenar la destrucción del mundo en pos del dinero era una utopía, que no había nada que la parase y la naturaleza tomó en ello partido...

    Sin distinción de clases, sin nada que pueda frenarla, la naturaleza habla con su idioma para poner las cosas en su sitio. ¿Fué un invento del hombre? no lo se pero, el milagro que esperaba Greta se está cumpliendo. Las ciudades mas contaminadas del mundo muestran las estrellas por la noche. El mundo se para en pocos días para respirar aire puro y el hombre debe de tomar otro rumbo diferente al que llevaba porque seguramente, habría más muertos que con el virus. Estamos al borde de un cambio mundial y en esta partida, el hombre debe de sacar sus mejores cartas. Es una oportunidad sin precedentes para lograr un mundo mejor que puede costar miles de vidas inocentes.

    Demos fé a la cordura, la sensatez, la humildad y la inteligencia para hacer un mundo mejor. Las súplicas de Greta se cumplieron como el sueño más buscado y todos somos testigos de ello...

    Quieta
    honda y
    callada
    pena con fuerza de gravedad


    Buscador.

    ResponderEliminar
  31. yo doy a la gente que necesita trabajando desde mi casa como voluntaria
    No tengo tiempo de que me duela el alma cuando uno da mas recibe
    me ha encantado tu entrada

    ResponderEliminar
  32. A mí me permitió volver a visitar esta parte del mundo. Gente de Blogs y letras, un mundo donde no hay aislamiento.

    ResponderEliminar
  33. Passando para ver as novidades;
    Bom final de semana.
    janicce.

    ResponderEliminar
  34. Hola Enca, una gran reflexión para tener en cuenta. Yo personalmente creía que esto nos haría mejores persona pero viendo lo visto no se que decirte. Esperemos que esto vuelva ala normalidad, y volvamos a salir a la calle, y caminemos todos por caminos sembrados de flores, y podamos dejar atrás negros senderos de espinas.
    Cuídate amiga. Un fuerte abrazo.


    ResponderEliminar